11 de marzo de 2016

Sólo antipsicóticos y antineoplásicos implicarían la suspensión de la lactancia materna

LACTANCIA Y MEDICAMENTOS

Sólo antipsicóticos y antineoplásicos implicarían la suspensión de la lactancia materna

José María Paricio, pediatra y subdirector médico del Hospital Francesc de Borja, de Gandía (Valencia), defiende que la lactancia materna es segura incluso con la ingesta habitual de farmacos.
Enrique Mezquita. Valencia | redaccion@correofarmaceutico.com 

Tomado de: Correo Farmacéutico 08/03/2016

La leche materna con algo de medicación, es de superior calidad para la salud del lactante (y de la madre) que cualquier leche artificial, aún sin medicación. De hecho, sólo algunos antipsicóticos y los antineoplásicos estarían completamente contraindicados en madres lactantes, según ha explicado a CF José María Paricio, pediatra y subdirector médico del Hospital Francesc de Borja, de Gandía (Valencia).

Paricio, ponente en la I Jornada de lactancia materna del Departamento de Salud de Gandía (Valencia), celebrada este lunes, ha remarcado que, en la práctica, "la mayoría de veces podemos encontrar un fármaco alternativo con el que no es preciso suspender la lactancia".

Respecto a la situación de mayor riesgo, el especialista ha señalado que "los radionúclidos que se emplean para hacer gammagrafías son isótopos radioactivos que precisan de una suspensión temporal de la lactancia". Por ello, la madre lactante debe ser informada del tiempo que puede trasmitir radioactividad, "para haber podido hacerse una reserva previa de leche congelada para esos días". En cambio para cualquier exploración de TAC o resonancia con contraste, "no tiene por qué suspender la lactancia ni un minuto".

FILTRO

En opinión de Paricio, el aspecto clave en este ámbito "es balancear bien los indudables y muy demostrados beneficios de la lactancia para bebé y madre, frente a los hipotéticos riesgos de la medicación que toma la madre y puede pasar a su leche". En este contexto, ha matizado, hay que tener en cuenta que el pecho materno "no es un concentrador de medicamentos, bien al contrario es un estupendo filtro y la mayoría de medicamentos acaba pasando en cantidades insignificantes o nulas a la leche".

El experto ha ejemplificado con la medicación de uso habitual en Pediatría, señalando que no hay que temer que pase por la leche: "si la madre toma ibuprofeno para el dolor, aunque pase algo, es el mismo medicamento que empleamos en bebés para el dolor o la fiebre. Y si darlo directo, al 100 por cien, no nos parece peligroso, ¿por qué ha de parecerlo el darlo al 1 por ciento de la dosis real?", ha concluido.

12 de febrero de 2016

La explicación del caso Nerea

En este video de la concentración de ayer en Valladolid está toda la explicación del Caso Nerea.

¡Tercer grado para Nerea ya!

11 de febrero de 2016

Tercer Grado para Nerea

Por Ileana Medina Hernández



Manifestación de apoyo hoy a las 19.30 en Plaza Fuente Dorada, Valladolid

Recomendación de la Convención de Derechos del Niño de la ONU:  Tomar en cuenta el interés superior del niño al dictar sentencia y decidir sobre el arresto

Nerea tiene un bebé lactante de 15 meses. Desde el día 26 de enero está en prisión (por una sentencia de hace cinco años, por romper una orden de alejamiento mutua que su expareja y ella tenían). Nerea vivió una situación difícil con una expareja en la que parece que hubo malos tratos mutuos. Pero después de eso, se separó, asistió a terapia, rehizo su vida y tuvo un nuevo hijo. Cinco años después, cuando la mujer ya es otra, se ejecuta una sentencia de 9 meses de cárcel, y ella debe separarse de su hijo pequeño, al que todavía amamanta. 

A pesar de tener derecho (art. 38 de la Ley Orgánica General Penitenciaria) a estar internada con su hijo menor de 3 años, en la prisión de Villanubla no hay unidad de madres y en la prisión más cercana la han cerrado debido a los recortes. El resultado es una mujer y un bebé cuyos derechos se han violentado. Hoy están viviendo ambos una dolorosísima separación. Creemos que se están vulnerando los derechos de una mujer y su hijo. Creemos que Nerea no necesita ser reinsertada pues ha dado suficientes muestras de que ya lo está.

La Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos se ha sumado a la Plataforma de Apoyo a Nerea, que hoy convoca una manifestación de apoyo a las 19.30 horas en la Plaza Fuente Dorada, Valladolid.

La asociación recuerda que tras superar una situación de malos tratos de la mejor manera que pudo, y rehacer su vida, después de varios años la justicia ordenó su ingreso en prisión el pasado mes de enero”, y considera que “es de justicia cumplir las condenas pero sin olvidar que se aplican sobre personas y cuando la sanción retrasa su cumplimiento en el tiempo, existe el riesgo de que los culpables se conviertan en víctimas”.

“Nerea ha rehecho su vida, formó una familia, tiene dos hijos, uno de ellos aún bebé, no es peligrosa ni existe riesgo de que vuelva a delinquir, y sus hijos la necesitan. Por razones estrictamente humanitarias creemos debería aplicársela el tercer grado sin ninguna demora, porque cumple sobradamente lo que al efecto establece el Reglamente Penitenciario y su condición de madre es absolutamente incompatible con su permanencia en prisión."

"La condena a una pena de prisión en la que no se respetan sus derechos como madre, ni se atiende a las necesidades de unos menores incumple la función que debe tener toda sanción que es la de corregir y rehabilitar y dejan a esta familia en situación de maltrato, esta vez institucional”, señala la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales en un comunicado.

Mujeres en la cárcel e hijos de madres encarceladas

Un temazo es este de las mujeres en las cárceles con niños pequeños. Estén los niños con ellas, o se queden afuera, en ambos casos es una situación que perjudica gravemente al menor, como comenta otra mujer en la misma situación en este antiguo reportaje de El País: "me debato entre dos barbaridades a elegir. Si la barbaridad de un niño en prisión o la barbaridad de un niño sin su madre".

En realidad, en muchos de los casos, mujeres que solo han delinquido una vez, mujeres en situaciones vitales desesperadas, cuando han pasado ya varios años del delito, no han vuelto a reincidir y tienen niños pequeños a su cargo ¿qué perdemos con concederle el indulto o el tercer grado, haciendo prevalecer el derecho del menor a recibir el cuidado de su madre?

Copio algunos extractos de este documento Mujeres en la cárcel e hijos de madres encarceladas: Desarrollos recientes en el sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas, publicado en 2006 por la Quaker United Nations Office: 
"Los regímenes penitenciarios, diseñados en su mayor parte para hombres, no cubren las necesidades ni los derechos de las mujeres.
 El encarcelamiento afecta a las mujeres de manera diferente que a los hombres. Las siguientes son algunas áreas claves que nos preocupan:
a) Problemas de instalaciones
b) Personal no apropiado
c) Falta de contacto con la familia
d) Falta de programas educativos y de trabajo
e) Falta de cuidados de la salud apropiados
f) Una alta proporción de las mujeres encarceladas tienen historias de abuso mental,
físico o sexual
g) El impacto negativo que el encarcelamiento de las madres tiene sobre sus hijos
h) El número desproporcionado de mujeres indígenas y mujeres extranjeras en la
cárcel"


"La mayoría de las mujeres encarceladas son madres. Encarcelar a una mujer que es
madre puede implicar no sólo la violación de sus derechos, sino también de los de sus
hijos. Cuando una madre es encarcelada, su bebé y/o niños pequeños pueden vivir en la prisión con ella o pueden quedarse ‘afuera’ y vivir separados de ella. Ambas situaciones pueden poner en riesgo a los niños."


 "El estudio revela la poca atención que se ha dado a los niños que viven en las cárceles
con sus madres, en particular desde la perspectiva de los derechos de los niños y las niñas, por ejemplo en cuanto a:
• Qué tanto se toman en cuenta los derechos de los niños al sentenciar a una
madre;
• Cómo se toman las decisiones sobre si los bebés y niños pequeños deben
acompañar o no a su madre en la prisión (o en detención preventiva);
• El impacto que la prisión tiene en el niño;
• Las instalaciones que deben proporcionarse;
• Cómo se deberá manejar cualquier separación posterior entre el niño y su
madre; y
Alternativas sin privación de la libertad y diferentes formas de prisión que apoyen la maternidad y el desarrollo del niño."


"Convención sobre los Derechos del Niño: En el 2005, el Comité empezó a tomar en cuenta y a hablar periódicamente sobre el impacto que encarcelar a las mujeres puede tener sobre el cumplimiento o incumplimiento de los derechos de los niños. El Comité ha considerado este tema tanto en relación con los niños que viven en la cárcel con sus madres como en relación a aquellos que han sido separados de sus madres porque ellas han sido encarceladas.
Tomar en cuenta el interés superior del niño al dictar sentencia y decidir sobre el arresto
La recomendación del Comité de los Derechos del Niño que surgió de su Día de Discusión General sobre los “Niños sin cuidado de sus padres” solicita que se lleve a cabo una reunión de expertos para elaborar las Pautas sobre niños sin cuidado de sus padres. Adoptar dichas pautas podría ser una herramienta útil para garantizar que al dictar sentencias y decidir sobre arrestos se tomen en cuenta los intereses del niño, cuando dichas sentencias puedan tal vez despojarlo del cuidado materno/paterno. En muchas de sus Observaciones finales, el Comité de los Derechos del Niño ha señalado claramente que el interés superior del niño debe tomarse en cuenta para dictar sentencia y al decidir sobre el arresto de su principal o único tutor. Cuando la acusada tenga la responsabilidad de atender a un hijo, el Comité recomienda que profesionales competentes consideren cuidadosa e independientemente el principio del interés superior del niño (art. 3) y que ello se tenga en cuenta en todas las decisiones relacionadas con la detención, en particular la detención provisional y la condena, y en las decisiones relativas a la internación del niño."
Petición en AVAAZ: ¡FIRMA! Indulto o tercer grado para Nerea 

_____________________________________________________
Otros documentos y artículos sobre encarcelamiento de madres con niños pequeños: 

MUJERES PRIVADAS DE LIBERTAD. LIMITACIONES AL ENCARCELAMIENTO DE LAS MUJERES EMBARAZADAS O CON HIJAS/OS MENORES DE EDAD, Unicef Argentina

¿Qué pasa con los hijos de madres encarceladas? Instituto de Políticas Públicas, Chile. 

Ser mujer y cumplir condena en una cárcel diseñada para hombres, reportaje de El Mundo

No más bebés en la cárcel, reportaje de El País


Bebés en la cárcel, Principia Marsupia

7 de febrero de 2016

El sexo, por Umbral.



"Parece que la vida va a ir por un camino y el sexo por otro. Se tarda en aprender que el sexo es el camino, que no hay más que un camino. Un árbol nunca visto de deseo y proliferación apuntaba en el alma, y una vergüenza de salitre nos abrasaba la ropa, y de eso se pasa al sexo como agresión, como exhibición, que es otra forma de sufrirlo. Qué difícil y qué tarde la asunción del sexo, su verdad, su plenitud, la invasión pacífica y placentera, la aceptación.

No era un enemigo que llevabas en la carne, ni un secreto, ni un mal. Era la fuente cegada que habrías de convertir en fuente serena. Pero eso no lo enseñaban. De modo que fue pasando, clandestino, por mujeres oscuras, cuerpos velados, manos de sangre, por la floración temblorosa de las enfermedades y el percal eucarístico de las novias. Tardaría en navegar dulcemente las aguas rosa, el tiempo de una mujer, el silencio de toda una tarde. Tardaría en ser la flor violenta de las primaveras interiores, mas hoy está dueño de sí, lleno de recuerdos, heroico de pieles, dentaduras, noches, sangres, ninfas y reptiles. Hizo su biografía, pespunteó el mundo, ha perdido su calidad de arma y su rubor de planta, y florece maduro, pleno, vegetal y lírico en la penumbra del futuro.

Qué seguridad, qué paz, qué silencio varón emana de él, me viene cuando trabajo. Dejar que la invasión del cuerpo se consuma, que todo el cuerpo se haga sexo, para que todo el sexo, en seguida, se haga alma. Luchar contra él es hostigarlo, sitiarlo, enfurecerlo. Debe desbordar las laderas de la carne, es el Nilo que llevamos en el alma, y cuando ha bañado plácidamente el mundo nos deja serenos, seguros y luminosos.

El sexo es una flor o un monstruo. Se puede optar, en la vida, por llevar oculto un monstruo o por llevar erguida una flor. Casi todo el mundo opta por el monstruo, lo esconde, lo hostiga, lo alimenta o lo mata.



Pero el sexo, que tiene vocación de flor, sufre mucho con su encarnadura de monstruo. Algo va a crecernos en el cuerpo. Un rosal o un reptil. Podemos nosotros decidir su naturaleza. Nos han enseñado a decidir que sea reptil. ¿Por qué no dejar que sea rosal? La gente vive con su reptil, con su cloaca, y eso les sale a los ojos en la cara. Un rosal vergonzante enseguida se queda en sólo sus espinas. Luz a los rosales. Podrían pasear por la vida un lirio vivo, una orquídea alegre, y pasan de contrabando un nido de víboras. La culpa, el mal, esa herencia literaria y atemorizada que traemos de los siempres. La vida es demasiado buena o demasiado mala. La vida hay que pagarla. No hemos aprendido la gratuidad de la vida. Cuando aprendamos que la vida es gratuita le perderemos el miedo sexo.

Pero se nace con conciencia de débito, con sentido de culpa, con heredada sensación de deuda. La vida es gratuita y eso es todo.

Gratuita en todos los sentidos.

No cuesta nada porque no sirve para nada. No hay que pagarla con sangre, justificarla con miedo o recaudarla en actos. Hay que prestarse a ella y dejar que se haga con nosotros. El sexo es la moneda con que hemos decidido pagar y cobrar la vida. Renunciar al sexo, o mortificarlo, o llenarlo de culpabilidad, es la manera de pagar la vida con el sexo. Utilizar el sexo, agotarlo, urgirlo, es la manera de cobrarse en sexo la vida. Nunca aprenderemos que la vida es sexo, que el sexo no es una moneda, que no se trata de una contraprestación, sino de dejar que los manantiales del ser corran libres y coloreen el mundo. Hemos amonedado el sexo, lo hemos convertido en rehén, en préstamo. Es lo más caro que tenemos, somos nosotros, y por eso queremos domarlo, que sirva para comprar algo, la inmortalidad, el perdón, la vida misma. Pero el sexo, que soy yo, que es uno, que es la vida, sufre con estas fragmentaciones. Miro mi sexo, liberado ya de su condición mercantil, metafísica, negociadora. Miro mi sexo, que ya no es una moneda ni un arma. Que no quiere comprar la vida ni la muerte, ni forzar nada, sino sólo iluminar el mundo, iluminarme, poner claridades dentro de la sombra femenina, acarrear luz a la luz y noche a la noche.

No sabe que la Historia conspira contra él. Luce inocente en la carne con su salud de émbolo o de tigre."


Paco Umbral, fragmento de Mortal y Rosa, Ediciones Cátedra/Destino, 8va, edición, 2008, pp. 91-93.

1 de febrero de 2016

El Nuevo Paradigma de la Crianza - PDF Resumen

La socióloga María del Mar Jiménez, del conocido El Blog Alternativo, ha publicado un resumen, descargable o para leer on line, con 93 diapositivas explicando de forma clara, las características sociológicas que han dado lugar a este nuevo movimiento.

Se trata de un ANÁLISIS del nuevo paradigma de la crianza –especialmente de los bebés y primeros años- y no se trata en absoluto de un manual de uso que los padres/madres deban seguir (cada familia es un mundo y cría como quiere y puede según cada momento vital), sino que ofrece una visión global de los cambios y percepciones que están ocurriendo en la sociedad.

Parte de nuestro libro Una Nueva Maternidad (Editorial Ob Stare, 2011) pero NO ES EL LIBRO, sino una serie de diapositivas que analizan y resumen sociológicamente el fenómeno de la "nueva maternidad" o de las "nuevas" formas de crianza consciente. 

 Se trata de un PDF DE 93 páginas que puede descargarse o leerse online: