30 de enero de 2017

Lo que nos salva es el cuerpo

Por Ileana Medina Hernández

Desengáñense, poetas, filósofos, fanáticas y fanáticos del "todo es cultural".
Lo que nos salva es el cuerpo.
Tócate, tócala, tócalo, tóquense, toquémonos.
Si tienes un bebé, tenlo siempre en brazos, crece enseguida.
Si tienes un amante, haz el amor todo lo que puedas.
Si tienes hijos, hermanos o padres, abrázalos varias veces al día.
Si tienes amigos o amigas, comparte sofá, cógeles la mano, mírales a los ojos.
Si tienes perros o gatos, déjalos dormir contigo.
Lo que nos salva es el amor, y el amor está en el cuerpo, en ningún otro lugar.

16 de enero de 2017

Las consecuencias de cuidar poco a los bebés varones

Por Ileana Medina Hernández

Revisemos los interesantes artículos que la profesora Darcia Nárvaez, profesora de la Universidad de Notre Dame y experta en las relaciones entre neurobiología, salud mental y moralidad, publica en sus libros y en su blog, desgraciadamente no están traducidos al castellano, pero con el traductor de Google puede hacerse un apaño si no dominas muy bien el inglés:

Concretamente en estos dos artículos: "Cuidado con nuestros niños varones, especialmente bebés varones" donde desarrolla está idea:
 
"Los niños varones son más vulnerables a los trastornos neuropsiquiátricos que aparecen tempranamente (las niñas son más vulnerables a los trastornos que aparecen más tarde). Estos incluyen autismo, esquizofrenia de inicio temprano, TDAH y trastornos de la conducta. Estos han ido aumentando en las últimas décadas (curiosamente, cuando más bebés se han puesto en centros de cuidado de día, casi todos los cuales proporcionan una atención inadecuada para los bebés).

 "Schore afirma, "con respecto a la maduración cerebral del lactante, la función segura de la madre al fijar el apego, como un regulador del afecto interactivo sensible en su cerebro derecho inmaduro en el primer año, es esencial para el óptimo desarrollo socioemocional masculino". (la negrita es mía)


y en este otro, donde explica como y por qué el liderazgo masculino está frecuentemente asociado a la sociopatía, y esta sociopatía relacionada con los pobres cuidados y el elevado estrés recibido en la primera infancia.

Como ya sabemos, la etapa primal es una etapa crítica de conformación de la personalidad, y el estrés perinatal y los cuidados pobres perjudican a todos los bebés, niñas y niños, pero es especialmente curioso que en esta etapa tan crítica los varones sean aún más vulnerables. Es como si la naturaleza protegiera más a las hembras. 

Así nos encontramos con una gran paradoja: mientras una buena parte del feminismo ocupa sus energías en defender la incorporación inmediata de la mujer al trabajo, poniendo como solución el cuidado de los bebés en instituciones desde casi el nacimiento, mayor será el estrés y la pobreza de cuidados que reciben los bebés, lo que afecta especialmente a los bebés varones. Y por tanto, mayores posibilidades existen de que los futuros hombres de la sociedad sean más violentos, menos empáticos, menos cuidadores, y por tanto, en general más patriarcales, más dados al abuso y la violencia.

Es decir, que la neurobiología refuerza la idea que ya hemos desarrollado en otras partes, de que las madres ausentes, poco amorosas o poco sostenidas, somos en realidad el mecanismo de transmisión del patriarcado, entendido este como violencia en general, como sociopatía, como falta de empatía, como falta de capacidad para amar y para cuidar. Los varones amorosamente cuidados desde la concepción, el nacimiento y la primera infancia, tendrán más posibilidades de desarrollar la sensibilidad necesaria para cambiar las formas violentas patriarcales.


29 de diciembre de 2016

Adiós a 2016

Por Ileana Medina Hernández



2016 para mí personalmente y también a nivel social, ha sido un año duro, feo, lleno de desgracias. 

Todos los artistas que han muerto prematuramente este año -y siempre- llevaban una vida afectada por la adicción a las drogas, la depresión, los trastornos bipolares... y a pesar del mucho éxito profesional, nunca pudieron rebasar la fragilidad emocional proveniente de infancias durísimas.
Infancias maltratadas=psiques debilitadas=el arte como vía de redención (en el mejor de los casos).

Algunas infancias duras son luego superadas, pero siempre marcan. Y muchos no lo consiguen nunca.
 

El estándar de crianza y educación habitual es ya de por sí neurótico, carente, autoritario, frígido. Si a eso se suman familias desestructuradas, ausentes, carentes de recursos económicos, intelectuales y/o emocionales... pues ya es el desastre.
 

El daño emocional ha caracterizado a la civilización humana desde sus inicios, somos un mono que se volvió loco, represor, que solo sabe construirse desde la dualidad dominante/dominado en todas sus escalas.
 

Y esto se hace especialmente flagrante frente a los niños, sobre quienes vertemos toda nuestra mierda emocional, reproduciendo el desamparo y la neurosis generación tras generación. Familias y escuelas basadas en la represión y el autoritarismo, el abandono y el miedo. 

Comparto esta reflexión final, deseando que el 2017, un bonito número primo, nos traiga a todos más luz, más conciencia, más fuerza, más felicidad. 

¡FELIZ AÑO 2017! 

12 de diciembre de 2016

Madres "arrepentidas": maternidades dolorosas

    "Se arrepiente porque no llega sola"

Se sigue hablando de "madres arrepentidas". Una amiga que no es madre pero que le da vueltas a la idea de serlo, me pide por Facebook que por favor, le conteste a esto:
  "La BBC elige a Corinne Maier, abanderada de la anti-familia, como una de las 100 mujeres del año y abre un debate viral."

Se abre un hilo en su muro que no voy a reproducir aquí, pero por privado otra amiga me comenta. Copio aquí en forma de diálogo anónimo más o menos la conversación privada, porque realmente estos diálogos deben producirse así, con respeto por todas las mujeres, son nuestras amigas y hermanas las que pueden estar en la misma situación:



IMH: El problema no es que haya mujeres que se arrepientan de ser madres, lo cual debe haber existido siempre (¿te suena aquello de una madre gritándole a su hijo: "tenía que haber cerrado las patas dos veces, carajo!!! ") ... sino que 1.- El feminismo lo utilice como bandera social, cuando es algo que más bien necesitaría terapia personal, y ayuda social, apoyo social es lo que necesita la maternidad... y familiar, y personal, más valorización de los cuidados, en fin... 2.- Los medios lo alimenten como amarillismo... y que lleguen a elegirla entre las 100 mujeres del año... ¿cuál es el objetivo? Si es que las mujeres que no quieran tener hijos no los tengan, eso es algo de cajón, no hace falta llegar a lo terrible de sentirse arrepentido y cantárselo a tus hijos en público y pasar a la historia por esto...¿Te imaginas ser la hija de esta mujer? Una parte del feminismo pierde el rumbo a menudo con esto... desde la Beauvoir...
Hay que apoyar a quienes no quieren ser madres en su decisión de no serlo, y hay que apoyar a quienes sí quieren serlo para que la maternidad sea algo más fácil, protegido y cuidado por toda la sociedad... El mundo se cambia, precisamente, amando bien a los hijos... Un mundo de niños bienamados será un mundo de paz.



ELLA: Estoy bastante de acuerdo en lo que dices, yo tampoco veo que haya tanta presión social para ser madre... A mí por ejemplo no hay presión ni olla de presión que me haga ser hetero.
Pero eso no quiere decir que no haya gente en el armario.
Yo creo que casi toda mujer que se queda embarazada quiere un niño y una crianza feliz, pero el tema es que le dejamos el niño sólo a la mamá y el niño debería ser de más gente, empezando por el papá, la familia, los amigos, la sociedad...
Si todo el mundo cuidara de ese niño difícilmente la madre se arrepentiría. Se arrepiente porque no llega sola.

IMH: Qué buena tu frase. Exacto. Es precisamente así.


ELLA: Pero se arrepiente. Y eso hasta ahora era un tabú decirlo, y lo sigue siendo. Quizás es lo único bueno de que el temita se ponga de moda, no sentirte una mierda ni una mala madre...al menos no sentirte la única..Yo veo a la gente embarazada y me agobio sólo de verlas...porque casi todas las madres están solas. Si algo sale mal es a por ellas que irán...

IMH: Ya...pero el problema es que debe ser muy jodido para un hijo leer en el periódico que su madre se arrepiente, no??? Encima de todas las cosas difíciles que ya habrá vivido...

ELLA: Totalmente de acuerdo es muy jodido para su hijo...pero el tema es...¿Se puede normalizar ese arrepentimiento? No sé...si lo llevas en privado como las hemorroides...eso no ayuda, o sí, ni idea... A mí lo que no me parece normal es que el 99.9% de las madres esté super feliz de ser madre


IMH: Pero es que no es "normal", es doloroso, por tanto es patológico, tanto individual como socialmente. Mira es como la anorgasmia... Muchas mujeres todavía fingen los orgasmos...y su vida sexual es una mierda...No son capaces de disfrutar de la vida sexual. ¿Hay que hablar de ello? Síii.
Pero no para "normalizar" la anorgasmia, creo yo.... sino para solucionarla!!!
De todos modos no podemos impedir que la gente hable si ese es su deseo...

ELLA: Ya, de acuerdo...pero hay que decirlo, y dejar de pensar que es una mala madre, o un mal palo (que los hay, ambas categorías jaja)


IMH: Sí, pero sin enfocarlo en los niños, ellos no tienen la culpa.


ELLA: Eso está clarísimo. Lo que pasa es que se mezcla, la anorgasmia va unida a ti un poco, a tu rigidez y a un marido que no lo ha pillado...y la maternidad infeliz va pegada al niño, sin niño no hay maternidad infeliz...Pero está claro que el grito de desesperación es contra el hecho de ser madre de la manera en lo has sido, no contra el niño.
Es como el tabu de no hablar mal de los padres ¿y si son una mierda? (salvando la diferencia de que el niño es víctima y el padre no)


IMH: La diferencia que veo entre hablar mal de los padres o de los maridos...es que estos son adultos...Que asuman las consecuencias... De hecho estoy de acuerdo con Alice Miller en que debemos despojarnos del cuarto mandamiento...
Los niños, aún estamos a tiempo de hacer algo mejor por ellos... Si podemos intentarlo, aprender, sanar, para pasarles a ellos menos traumas y menos mierdas de las que nos pasaron a nosotros.

ELLA: Eso está claro, pero obviando el contenido. El hecho de compartir ese dolor de tener un padre de mierda es como compartir el dolor (que es un enorme dolor) de tener una maternidad de mierda (no unos hijos de mierda).
Creo que una de las cosas que siempre me ha dado miedo de la maternidad es que es irreversible... No puedes arrepentirte, no puedes decir "joder se me da mal, lo devuelvo" me imagino que a una mamá las hormonas le cambian el cerebro para que no piense esas cosas, la vida es sabia...

IMH: Ahí está. Esa es la frase. Una maternidad de mierda, no unos hijos de mierda. Mañana hago un post con tu titular. :-) Pero el enfoque que estas mujeres y algunos medios de comunicación le dan se desvían del drama personal y de las condiciones sociales adversas, para venderlo como una ideología general “anti-hijos”. Y es verdad que los humanos somos una plaga que crece en el mundo entero y que un freno a la natalidad no vendría mal... Una distribución más equilibrada de la natalidad, igual que la de la riqueza.

Pero primero hay que ser sincero, y ver que lo que nos están vendiendo como “ideología” anti-maternal o anti-hijos, en realidad proviene de experiencias dolorosas de esas mujeres. Y para eso, el remedio, creo yo, no es la ideología anti-niños, sino que la sociedad ayude a que las maternidades puedan ser más placenteras, más apoyadas, más felices.

ELLA: La gente no se arrepiente de que hijo exista, se arrepiente de ser su madre, de lo que esa maternidad ha significado en sus vidas, de haberse metido en un berenjenal donde además la han dejado sola y donde ahora todo el mundo te sigue juzgando por ese hijo

IMH: Sí, es un enorme dolor del que hay que hablar y gritar. Pero enfocándolo como lo que es: dolor. E intentando buscar cuáles son las causas verdaderas de ese dolor. Con autoconocimiento y sinceridad. Como decía el mismo Lacan, solo hablamos de nuestros propios síntomas. Lo malo es cuando negamos el dolor, y lo desplazamos hacia ideologías...

ELLA: Claro, eso es lo que veo. Que las mujeres tienen esa carga encima...y si la maternidad ha sido una mierda se lo tienen que callar y los machos como siempre viendo si Sergio Ramos marca en el minuto 92...

IMH: Lo ves clarísimo, estoy super de acuerdo contigo. Mañana te copio y no te cito
:-D

ELLA: Jaja, no chica, que a mí ese temita y el del aborto me agobian un poco...

IMH: Son los temas más importantes de la vida...Y agobian sí. Son, como el cuidado, los temas centrales del siglo XXI creo, engloban en sí mismos todo lo demás.

ELLA: La gente dice " antes las mujeres tenían 7 hijos sin tantas historias" pero vaya mierda de hijos que criaban..así nos ha ido. Golpes, castigos, miedos (¿de qué otra forma una señora iba a criar a sus 7 hijos sola!)

IMH: Exacto. Y ahora algunas mujeres más liberadas y formadas, queremos hacerlo de otra manera. Pero nos encontramos con muchos obstáculos, empezando por dolores personales que no sabíamos que llevamos dentro. La crianza en Occidente se volvió algo durísimo.... Los requisitos que se necesitan para triunfar en el "mundo exterior" son bien diferentes de los que se necesitan para criar/cuidar.... Y ahora vemos también que las necesidades del cachorro mamífero humano son bien diferentes de la crianza adultocéntrica que es la única que hemos visto en nuestras vidas.... Tenemos mucho que "desaprender" para lograr conectarnos de nuevo con nosotras mismas y nuestras crías. Y el sistema todo es adverso para la maternidad y la crianza... nada ayuda.

Cada una que grite lo que quiera y lo que pueda, pero yo creo que es mejor construir para que pueda haber maternidades mejores, que dar premios anti-hijos. Actualmente existen un montón de blogs, foros, comunidades on line, libros, psicólogas, profesionales y grupos presenciales de apoyo madre a madre que nos ayudan a sentirnos menos solas, a recibir apoyo, a compartir experiencias dolorosas y a aprender qué es lo que nos pasa cuando nos sentimos desbordadas por la crianza.... para que podamos vivir mejores maternidades sin necesidad de vomitar nuestras mierdas sobre nuestros hijos (o por lo menos menos) y no seguir trasladando la cadena de desamparo emocional de una generación a otra. La maternidad es la más contundente oportunidad de autoconocimiento y de crecimiento personal.

Gracias miles, es un lujo conversar de esta manera.

ELLA: Gracias, a ti, me haces pensar... El tema la verdad es que me interesa, y no lo hablo con nadie ¿quién mejor que tú? Realmente para oír obviedades y anormalidades paso de hablar con la gente...

IMH: A todos...aunque no seamos madres todos somos hijos. Un abrazo.

20 de octubre de 2016

28 de octubre: #dulcessueños en Twitter

Ileana Medina Hernández


  


El viernes 28 de octubre queremos convertir el hashtag #dulcessueños en trendingtopic en Twitter. Se trata de presentar el libro definitivo en castellano sobre el sueño infantil ¡Dulces sueños! de María Berrozpe y de tuitear sobre la importancia de un sueño amoroso, mamífero, feliz. 

También en Facebook, en Instagram y en todas partes donde quieras subir fotos de colecho de tu familia, ideas sobre el sueño feliz, frases de libros como Dormir sin Lágrimas, Dormir sin Llorar, Bésame Mucho, etc... 

¡Una gran fiesta donde celebramos que la inteligencia se ponga al servicio del amor!

Si tienes un blog, te agradecemos difundir e invitar a tus lectorxes


¡Acompáñanos!