30 de julio de 2010

La OMS vuelve a recordar la importancia de amamantar hasta los dos años

Se salvarían las vidas de 1,5 millones de niños al año, si se normalizara la lactancia materna hasta los dos años de edad.


La directora de Sanidad Infantil y Adolescente de la Organización Mundial de la Salud, Elisabeth Mason, ha realizado unas declaraciones con motivo de la celebración del 1 al 7 de agosto de la Semana Internacional de la Lactancia Materna, que se han publicado hoy en todos los periódicos del mundo:

"Actualmente, alrededor del 35% de los niños en el mundo reciben únicamente manutención de leche materna durante sus seis primeros meses de vida", ha denunciado en Ginebra la direcora de Sanidad Infantil y Adolescente de la OMS, Elisabeth Mason.

"Pero se salvarían 1,5 millones de vidas adicionales de menores de cinco años si todos los bebés recibieran sólo leche materna en sus seis primeros meses tras el parto y, de forma intermitente, hasta que cumplieran dos años", explicó.

En un comunicado, la organización ha ensalzado la leche materna como "el alimento ideal para recién nacidos y niños".

"Es segura, les proporciona los nutrientes que necesitan para su desarrollo saludable y contiene anticuerpos que protegen a los pequeños de las enfermedades típicas de la infancia", añadió.

Ha remarcado, además, que en varios países aumenta la cuota de niños amamantados exclusivamente de leche materna en sus seis primeros meses de vida, y es necesario ampliar este porcentaje para mejorar la nutrición infantil.

"Por razones diversas, entre las que está la falta de consejos en esta materia, sigue habiendo demasiadas madres que dejan la lactancia a las pocas semanas de dar a luz", lamentó la OMS.

Por ello, esta organización y UNICEF han elaborado un programa de diez pasos para una exitosa manutención materna,* lanzado con ocasión de la celebración en más de 170 países de la Semana Mundial de la Lactancia entre el 1 y 7 de agosto.

Entre estos consejos se incita, por ejemplo, a que los médicos aconsejen a las madres dar leche materna tan sólo media hora después del parto y a que les enseñen cómo continuar con la lactancia aunque deban separarse de su bebé.

Además, ha recomendado que los recién nacidos no reciban otro alimento o bebida distinto de la leche materna, salvo en caso de que se indique lo contrario.

También, aconsejó el establecimiento de un patrón escrito de lactancia, cuyo grado de cumplimiento debe comunicarse periódicamente a los médicos.

"La malnutrición es responsable de un tercio de las 8,8 millones de muertes anuales entre menores de cinco años", sentenció la OMS al respecto.



*Nota de IMH: Aunque en la noticia de hoy este programa pareciera que es nuevo, la campaña de este año hace alusión al programa conjunto de la OMS y la Unicef, conocida como Declaración de Ginebra de 1989, en el que se insta a todos los países a cumplir estos diez pasos:

Todo servicio de maternidad y de cuidado de recién nacidos ha de:

1. Tener una política de lactancia materna escrita que sea comunicada periódicamente al personal.

2. Entrenar a todo el personal para llevar a término esta política.

3. Informar a todas las mujeres embarazadas sobre los beneficios y la práctica de la lactancia materna.

4. Ayudar a las madres a iniciar la lactancia durante la primera hora después del parto.

5. Enseñar a las madres cómo amamantar y cómo mantener la lactancia si se separan de sus bebés.

6. No dar a los recién nacidos ningún alimento ni bebida que no sea leche materna. Hacerlo sólo por indicación médica.

7. Practicar el alojamiento conjunto; dejar que los bebés y sus madres estén juntos las 24 horas del día.

8. Fomentar que la lactancia materna se dé cada vez que el bebé lo pida ("a demanda").

9. No dar tetinas, chupetes u otros objetos artificiales para la succión de los bebés amamantados.

10. Promover la creación de los grupos de apoyo a la lactancia materna y remitir a las madres a los mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada