2 de noviembre de 2010

"Cuidados desde el nacimiento" -editado por el Ministerio de Sanidad y Política Social

Por Ileana Medina Hernández

Unir la Sanidad y la Política Social quizás sea una de las pocas ideas interesantes que se han escuchado últimamente desde las altas esferas.

Desde el Centro de Publicaciones del recién creado Ministerio de Sanidad y Política Social, acaba de publicarse este documento, "Cuidados desde el nacimiento. Recomendaciones basadas en pruebas y buenas prácticas" dirigido a los profesionales de la salud, como parte del Plan de Calidad del Sistema Nacional de Salud, en el que se recogen muchos de los puntos por los que han trabajado durante estos últimos años los defensores del parto respetado, de los derechos del nacimiento y de la crianza con apego.

Los autores son el Grupo NIDCAP y al Grupo PrevInfad, de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap).

La introducción comienza así:

"Las primeras horas tras el parto son cruciales para la aparición del vínculo madre/padre-hijo y para la instauración de la lactancia materna. Ambos hechos, el proceso de vinculación y la lactancia materna, influirán de forma determinante en el estado de salud del niño/a y en su desarrollo emocional. Durante años se han ido instaurando en las maternidades una serie de prácticas, la mayoría de ellas con finalidades supuestamente preventivas, que no se habían evaluado en cuanto a su efectividad y oportunidad en el momento de su aplicación. Algunas de ellas han sido verdaderas barreras para la instauración de la lactancia materna que en sí misma es una actividad preventiva con un espectro de actuación y una eficiencia que probablemente no tiene ninguna otra actividad de las que se han introducido. En esta revisión además de identificar qué actividades se pueden reconocer como buenas prácticas y cuáles son las pruebas que las soportan, también se revisa cual es el momento más oportuno para su aplicación y el método más adecuado para que el binomio madre/niño/a no se separe y el grado de estrés y dolor del recién nacido sea mínimo. Todos estos aspectos son mas complejos si el recién nacido está ingresado en un servicio de neonatología y por tanto las actividades que se describen para ellos se refieren de forma específica en la sección de cuidados centrados en el desarrollo." (Las negritas son mías).

Es de esperar que estas "buenas prácticas", además de generalizarse en todos los hospitales y maternidades, terminen también por traspasar el ámbito sanitario y apoyarse desde el resto de las políticas sociales. ¡Salud!

2 comentarios:

  1. Genial. A ver si es verdad que se van poniendo las pilas. De la intro destacaría esto:

    "Durante años se han ido instaurando en las maternidades una serie de prácticas, la mayoría de ellas con finalidades supuestamente preventivas, que no se habían evaluado en cuanto a su efectividad y oportunidad en el momento de su aplicación"

    Que creo es clave para todo. La normalización de prácticas que en la realidad ni se fundamentan en nada ni se ha demostrado que sean inocuas y que sin embargo se han revestido de un carácter "científico" que obviamente no les corresponde.

    Como por ejemplo, la incubadora, un dos tres responda otra vez. Y dejo el post que hice yo con todo mi morro (jeje).
    http://www.sermamas.es/el-bebe/de-incubadoras-y-mamas-canguro/

    En serio, damos por sentadas muchas cosas, creo que para todos es el momento para pararse y reflexionar.

    ResponderEliminar
  2. Estoy sorprendida (gratamente)!!!!!!!

    ResponderEliminar