26 de noviembre de 2010

La violencia obstétrica es violencia de género

O simplemente, Violencia, sin más.

"Por tu propio bien", Corto realizado por la directora española Icíar Bollaín, para el proyecto Hay Motivo (2004).

12 comentarios:

  1. Violencia pura y dura. No he podido parar de llorar, es una aberración contra la humanidad.

    ResponderEliminar
  2. Alberto (en Facebook):
    Esto es violencia de género masculino y femenino. Los hijos hombres también padecemos la violencia obstétrica.

    ResponderEliminar
  3. Sí. En realidad es la violencia primaria. De la que derivan todas las demás.
    La criatura que nace en estas condiciones, prepara su psique también para la violencia.

    ResponderEliminar
  4. Me he enterado de que Venezuela es uno de los pocos paises (si no el único) en el que existe una ley que protege a las mujeres contra la violencia obstetrica. Corto y pego:
    "En este sentido la ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida libre de Violencia, establece en el artículo 51, que se considera violencia obstétrica, no atender oportuna y eficazmente las emergencias obstétricas, obligar a la mujer a parir en posición supina y con las piernas levantadas, existiendo los medios necesarios para la realización del parto vertical, obstaculizar el apego precoz del niño o la niña con su madre, sin causa médica justificada y practicar el parto por vía cesarea, si existen condiciones para el parto natural, sin obtener el consentimiento voluntario, expreso e informado de la mujer, entre otras."

    La noticia entera en http://www.aporrea.org/actualidad/n170202.html

    ResponderEliminar
  5. Gracias, anónimo, muy interesante.

    Aunque me permito tener mis dudas sobre la aplicación real de este tipo de normativas en estos países (pienso también en Cuba) donde a veces en el papel hay cosas muy bonitas, pero luego la realidad es bien diferente.

    El tipo de "patriarcas", militares, machistas y dictatoriales, que tienen en el poder son contradictorios en sí mismos con este tipo de medidas.

    De todas formas, Venezuela también tiene muy buena labor en materia de promoción de la lactancia materna. Eso hay que reconocerlo.

    Saludos, y gracias por la aportación, muy buena y pertinente.

    ResponderEliminar
  6. Estremecedor... A mí también se me han saltado las lágrimas, sobre todo cuando se llevan al niño. Es tan real que me ha hecho recordar mi parto con toda nitidez. Qué impotencia, qué miedo, cuánta soledad entre tanta gente, qué violencia a pesar de la amabilidad del personal sanitario. Ellos creen que hacen lo correcto, pero no se dan cuenta de que nos tratan como a ganado, sin voluntad, sin entendimiento, sin pedir permiso ni opinión. A mí me trataron con cariño, no tuve dolor (oxitocina y epidural desde el principio=cesárea), y no tengo un trauma propiamente dicho. Fue el día más feliz de mi vida porque Leo llegó sano y salvo. Pero sí siento que me robaron el protagonismo, me robaron mi parto. ¡Que me lo devuelvan!

    ResponderEliminar
  7. Fantástico el corto, con el siempre fantástico Tosar - que es gallego, como yo-.

    Si está en el papel, ya es un paso, no el único, pero se agradece.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Todavía no sé quiénes son las mentes pensantes que hay detrás de esta maravillosa página, pero reciban las más efusivas felicitaciones y sobre todo mucho ánimo para seguir cultivándola siempre. Si este blog se cerrase faltaría algo MUY NECESARIO E IMPORTANTE.

    BESOS.

    ResponderEliminar
  9. Muchas Gracias, Frida, por el piropo.

    No sé si soy una "mente pensante" (bueno, algo sí tendré, jeje) pero la única que está detrás de esta página, soy yo, Ileana Medina, periodista de origen cubano, residente desde hace 14 años en Tenerife, Canarias.

    Firmo todos mis artículos con mi nombre, y también tienes una pequeña descripción de mí en la columna derecha. Los artículos y videos que no son míos, los tomo de la red y pongo claramente su autoría.

    Espero que ahora me conozcas un poquito mejor.

    También hay una gran red de madres conscientes que me inspiran, cuyos enlaces puedes ver a la derecha.

    Gracias de nuevo por tu comentario, ánimos como éstos me ayudan a seguir publicando.

    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  10. A nuestra presidenta le encantó esta página y al resto del grupo lo mismo, así que hoy nuestro amigo el pato Torcuato, que suele recomendar los blogs que más le gustan, lo enlaza desde la entrada del museo (en nuestra sala 1). Lo hemos titulado Tenemos Tetas, maternidad feminista y obstetricia no-violenta. Se podría definir de muchas maneras, claro, quizá deberíamos hacer hincapié en la lactancia. Si prefiere otro título díganoslo.

    ¿No será usted vegetariana también, por casualidad, verdad? En ese caso nos encantaría invitarla como participante al museo, para que publicase allí lo que quisiese y así seguir difundiendo la crianza con apego y la lactancia materna.

    En cualquier caso, hemos incluido su enlace en la página principal y lo vamos a hacer en la sala 2 también. Esta página es, además de necesaria y muy admirable, un prodigio de buen gusto y limpieza. Es un placer explorarla y aprender. Y se lo dice un hombre (yo soy el secretario). Para que vea que también algunos hombres somos sensibles en el tema y apoyamos su reivindicación al cien por cien.

    Un saludo muy cordial y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  11. Muchísimas gracias al Museo de la Luna y al Pato Torcuato!!!

    Ayer vi que me habían enlazado, así que gratitud doble. La definición es válida, ustedes así me han visto, vale como cada uno me quiera ver.

    Yo me pasé ayer también un muy buen rato leyéndoles y conociéndoles a ustedes.

    Y no, no soy vegetariana -por el momento- qué le vamos a hacer, estoy lejos de ser perfecta, jejeje...

    Gracias por todo, por el enlace, por los comentarios aquí, por la invitación... estamos en contacto y seguramente esta simpatía mutua dará sus frutos!!!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar