7 de junio de 2011

¿Qué ha pasado con Habiba?

Por Ileana Medina Hernández



Para muchas personas resulta increíble la noticia que ha saltado en las redes sociales sobre el caso de Habiba. Muchos se preguntan cómo es posible que los medios de comunicación no se hagan eco sobre el tema, otros cómo es posible que se separe a una madre de su hija así tan fácilmente.

Todos esperábamos que ayer se hubiese solucionado este caso y que la bebé lactante hubiera sido devuelta a su madre, pero nuestro optimismo sobre el funcionamiento de las Instituciones parece que era demasiado.

No hemos sabido nada. Ayer Europa Press publicaba unas supuestas declaraciones de fuentes (anónimas) de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales donde afirmaban que «se ha retirado de forma provisional la tutela de la menor porque la madre tenía conducta "agresiva" y "no sabía cuidar de su hija", pero que en ningún caso tiene que ver con que le estuviera dando el pecho.»

Es de suponer que los responsables del Instituto Madrileño del Menor y la Familia no iban a salir diciendo así como así que sí, que es verdad,  que se habían equivocado y que devolvían a la niña.

Pero la Fundación Raíces, que ha denunciado el caso ante el Defensor del Pueblo, ha reafirmado sus declaraciones que han sido las siguientes:

NOTA DE PRENSA

En Madrid a 03 de junio de 2011

Habiba es una joven madre de una niña de quince meses, a la que sigue amamantando. De origen marroquí y con unas circunstancias socioeconómicas adversas, hace cuatro meses aceptó vivir en una residencia para madres jóvenes de la Comunidad de Madrid, junto con su hija, con la esperanza de que así sería todo más sencillo.

Hace una semana la Comisión de Tutela del Instituto Madrileño del Menor y la Familia(IMMF) decidió separar a la niña de la madre con argumentos como: “carece de red de apoyo socio-familiar y de recursos económicos” o “no cumple con los objetivos que se le han establecido en la intervención: ayuda psicoterapéutica y programa de habilidades maternales”, que implicaba someterse a las normas de ese centro que son contrarios a la lactancia materna a demanda y prolongada por considerarla “caótica” y perjudicial para los niños y niñas y que le obligaba a tomar una medicación para que se le fuera retirando la leche. Medicación que acabó tomando bajo amenaza de expulsión del centro si no lo hacía.

A Habiba no se le permitió despedirse de su hija ni se le dijo a donde iría la niña. Habiba, llegó a nosotros al borde de la mastitis, y con el corazón partido de dolor sin apenas dormir ni comer, angustiada por no poder estar junto a su hija. Esta madre ha sido valorada por dos profesionales de psicóloga y psiquiatría, que no han observado ningún indicio de enfermedad mental o alteración de la conducta ni consumo de drogas ni nada que suponga un riesgo para la integridad física ni emocional de su bebé ni que justificara ser víctima de semejante agresión por parte del Instituto Madrileño del Menor y la Familia.

A Habiba se le echó del centro a la calle en el mismo momento en el que se llevaron a su hija, diciéndole que ella ya no tenía plaza en ese lugar pues es un recurso para madres e hijos y ella ya no tiene hija.

Fundación Raíces, ante la gravedad de la situación, ha decidido como primera medida amparar a esta madre dotándole de alojamiento y manutención, así como de apoyo jurídico.

Estamos profundamente consternados por su dolor y al imaginar en qué circunstancias estará la niña de 15 meses, separada de su madre, sometida a un destete abrupto, sin que probablemente nadie le haya explicado nada.

Actualmente la niña se encuentra en un centro de la CAM desde el que se nos ha informado que no se permite que los niños sean amamantados por sus madres, en las visitas que se les conceden, por considerarlo perjudicial y contradictorio con la institucionalización de los niños. Nos han asegurado que a Habiba de ninguna manera le dejarán dar el pecho a su hija el día de la visita.

Según el informe médico de la Dra. Ibone Olza especializada en psiquiatría infantil y que ha explorado a Habiba en el Hospital Universitario Puerta de Hierro, Habiba respecto al vínculo con su hija “Impresiona de ser una madre sensible, amorosa y vinculada de forma saludable a su hija”, respecto al bebé “es inevitable que la separación actual esté siendo altamente estresante para la lactante y es previsible la aparición de síntomas de distrés psíquico importantes si no se reinstaura vínculo y contacto inmediato con su madre”.

Consideramos el caso de Habiba y su hija como una gravísima violación de los Derechos Humanos y de los Derechos del Niño. El daño ya está hecho, pero si madre e hija se reúnen inmediatamente podrá ser reparado y la lactancia continuada. De no ser así las secuelas pueden ser irreparables.

Desgraciadamente este no es un caso aislado, estamos obligados a hacer un balance sobre el sistema de protección de menores en nuestro país, a reflexionar sobre los controles de las decisiones administrativas que, sin control judicial previo, intervienen en la vida de las personas con decisiones tan importantes como retirar a niños y niñas de sus familias. ¿Qué límites tienen los que adoptan decisiones como ésta? ¿Con qué criterios? ¿Con qué formación?. Al final, los centros de protección están llenos del mismo “perfil de menor” que casualmente coincide con niños y niñas, hijos de familias con dificultades económicas y falta de redes de apoyo. Sólo a ellos se les imponen criterios y programas que no se aplican al resto de la sociedad. El no sometimiento a ellos es lo que en ocasiones conlleva consecuencias tan graves cómo esta.

La madre ha presentado una medida cautelar en los Juzgados de Familia de Madrid, habiendo recaído la misma en el nº 85, instando la urgente reunificación familiar.

Desde Fundación Raíces hemos puesto en conocimiento de la oficina del Defensor del Pueblo estos hechos, habiéndose sumado a esta queja más de 2000 personas, entre las que se encuentran multitud de profesionales de la salud y de la educación, así como varios catedráticos y profesores universitarios, a fin de que se devuelva a la niña a su madre. Así mismo lo hemos puesto en conocimiento del Fiscal Provincial de Madrid Don Eduardo Esteban.

En la esperanza de que al final no se acabe criminalizando a esta madre para así encubrir lo que consideramos es un abuso institucional, exigimos que madre e hija sean reunidas de inmediato.


Fundación Raíces

Para más información pueden contactar con:
Nacho de la Mata:(Abogado) jidelamata@icam.es
Lourdes Reyzábal:(Presidenta de Fundación Raíces) fundacionraices@telefonica.net


Creo que en este caso se han unido varios factores, ninguno de los cuales es único:

En primer lugar, es cierto que la OMS, la UNICEF, la Asociación Española de Pediatría, y las Consejerías de Sanidad de todo el territorio español OFICIALMENTE apoyan la LACTANCIA MATERNA en sus políticas.

Pero también es cierto, que aún persisten muchos PREJUICIOS Y MALAS PRÁCTICAS entre ginecólogos, obstetras, pediatras, psicólogos y profesionales que se perpetúan, ya sea por ignorancia, por comodidad, por rutina o por mala fe, y que continúan atentando día a día contra la lactancia. La separación del recién nacido de la madre para hacerle pruebas, o la prescripción del "biberón de refuerzo" sin ir más lejos, son dos prácticas muy habituales en nuestro sistema de salud que dificultan el establecimiento y el éxito de la lactancia materna.

De ahí que el movimiento "lactivista" sea tan importante: no para convencer a las madres, que la mayoría está convencida de que es lo mejor que pueden hacer por sus hijos, si no para seguir cambiando las prácticas, la mayoría de ellas INVISIBLES de tan "normales", que atentan contra la lactancia y la crianza natural de nuestros hijos.

Programas de televisión como Supernanny, Madres Adolescentes u otros, aplican y divulgan MÉTODOS CONDUCTISTAS, que ya han quedado desfasados, y que atentan contra el VÍNCULO entre padres e hijos construido desde el amor, la leche materna, la comunicación, la conciencia y el respeto profundos, y no a partir de métodos de adiestramiento caninos.

De ahí que no es de extrañar que los CURSOS DE HABILIDADES MATERNALES que se impartan en las casas de acogida, sean también de este tipo, y que IMPONGAN A LAS MADRES EL ABANDONO TEMPRANO DE LA LACTANCIA. El vínculo de la lactancia es muy fuerte y muy importante para criar seres libres y seguros de sí mismos, de ahí que tantas personas insistan en la necesidad de ROMPERLO con la falacia de la INDEPENDENCIA, cuando la ciencia y la neurobiología han demostrado ya todo lo contrario: el vínculo en la INFANCIA ES NECESARIO PARA CONSTRUIR PERSONAS SANAS Y SEGURAS DE SÍ MISMAS, empáticas, generosas, independientes y con CAPACIDAD DE AMAR Y DE CONFIAR EN LOS DEMÁS.

Es hasta cierto punto "comprensible" que en los Centros de Menores (no en las casas de acogida) eviten el amamantamiento, pues efectivamente es muy difícil quitar la custodia de un hijo a su madre y mantener la lactancia, pero en LAS CASAS DE ACOGIDA, donde las madres pueden permanecer con sus bebés, lo deseable sería que se le ofreciera a las madres RECURSOS (materiales, intelectuales y emocionales) para que continúen construyendo su relación con sus hijos desde el afecto y el vínculo primarios, lo cual es la BASE DE LA ESTABILIDAD EMOCIONAL PARA EL FUTURO.

Que estas prácticas (las de obligar a estas madres a destetar, incluso tomando medicamentos para cortar la leche) puedan ser habituales en estos centros no me asombra.

Si ha saltado ahora a la opinión pública, es porque se han tropezado con una profesional como la psiquiatra Ibone Olza, sensible a la defensa de la lactancia, activista en asociaciones como El Parto es Nuestro, que ha visto la gravedad del caso y ha tenido la valentía y la integridad profesional de sacarlo a la luz y de apoyar a esta madre.

Graves son las acusaciones que pueden encontrarse en la red contra las políticas de los Centros de Menores. No digo que todo lo que se afirma aquí sea cierto, pero cuando el río suena...

Las familias perjudicadas por las decisiones de estos centros, suelen ser familias desfavorecidas, que no pueden contratar abogados ni meterse en una lucha interminable contra las Administraciones Públicas, mujeres pobres, solas, maltratadas, inmigrantes... a quienes la Administración Pública tiene el deber de proteger y ayudar, pero el Sistema no está exento de cometer errores.

¿Qué sucede cuándo quiénes deben proteger a los menores y a las mujeres cometen errores y se convierten ellos mismos en maltratadores? ¿A quién recurrir?

Lo grave de este caso, más que el hecho de la lactancia en sí, es QUE SE HA ARREBATADO A UN BEBÉ DE 15 MESES DE SU MADRE por unas causas que no están suficientemente claras. ¿Le ha pegado, ha abusado de él, toma drogas? Por lo visto parece que no. ¿En qué consiste esa "agresividad" y ese "no saber cuidar de su hijo" del que hablan desde la Consejería? ¿Qué se ha dicho en la Declaración de Desamparo?

¿Por qué se le exige a esta madre cumplir con un "programa de habilidades maternales" que no se le exige a ninguna madre que cría en su casa? ¿En qué consiste ese programa de "habilidades maternales"? ¿Consiste básicamente en abandonar la lactancia, y quizás también consista en que el niño coma lo que le den (que coma "de todo"), que se esté tranquilito, que no pida brazos, que juegue solo, que se duerma solo...? ¿Os suena, verdad? La crianza conductista, estivillizante, desapegada y adultocéntrica imperante.

¿Puede ser el hecho de no cumplir con este programa requisito suficiente para quitarle a su hija y para negarle el derecho de acogida?

En fin, si el tema de la lactancia ya es de por sí bien complejo, parece un juego de niños cuando nos asomamos a las cosas verdaderamente graves que pueden estar ocurriendo en las Casas de Acogida y en los Centros de Menores. Algunas de ellas parecen horripilantes.

Que los grandes medios de comunicación no se hagan eco, de quien habla mal es de los medios de comunicación. Serviles a los intereses económicos, manipuladores de la información, es normal que se estén quedando atrás frente a los movimientos recientes verdaderamente democratizadores. ¡Que le tengan miedo a la blogosfera y a las redes sociales, que son los nuevos medios del siglo XXI!

Sólo espero que este caso sirva para DESTAPAR, para que salga a la luz, para que las autoridades pertinentes den la cara y  SE HAGA MÁS TRANSPARENTE la gestión de las casas de acogida y centros de menores. Que sepamos todos qué es lo que se hace, y cómo se hace. Queremos saber quiénes son los funcionarios que firman estas decisiones, que se hagan públicas, protegiendo los datos personales necesarios.

Que los políticos se enteren de una vez que ocupar un cargo público no es mandar, es servir. Que los ciudadanos perdamos el miedo, que no nos quedemos callados ante cada injusticia que vemos cometerse a nuestro alrededor. No tenemos miedo y no le rendimos pleitesía a unos señores cuya principal vía para llegar al cargo es ambicionar el poder y hacer carrera pisando cabezas dentro del partido.

Que comiencen a servir.

______________________________
GRUPO DE APOYO EN FACEBOOK: Que el IMMF permita que Habiba amamante a su hija YA.

Entradas relacionadas:

Comunicado de la Fundación Raíces
Fragmentos de la carta de la psiquiatra Ibone Olza

10 comentarios:

  1. Genial el recuento Ile, lo de Europa Press es comprensible, es decir, tenían que buscar la contraparte, los medios no se pueden quedar solo con una versión de los hechos. Aqui lo grave es que no identifiquen a la fuente. Y como dices, el IMMF no admitirá su fallo. Todo esto es vergonzoso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ileana por decirlo tan alto y claro! me horroriza esta situación y imagino como estarán la pobre chica y su bebé, privadas de su mutuo cariño.... ¿como se atreven a semejante secuestro? porqué esto es lo que es!

    Espero que pronto se reunan de nuevo y que los responsables paguen por ello!
    el daño ya está hecho, pero la justícia debe imperar! y se debe mover YA!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tenemos que seguir haciendo ruido, chicas, por este caso en concreto y porque no se permitan más casos como este, y si con esto no basta hay que ir pensando en otro tipo de movilizaciones que vean que estamos unidas y no nos olvidaremos.

    ResponderEliminar
  4. No puedo evitar llorar cada vez que pienso en esa madre. Pienso que haría yo si me pasara a mi, se me rompe el alma en mil pedazos.
    Le han quitado a su hija, ni aun poniendo denuncias de mal trato te quitan tan rápido un perro. Tan a ligera podemos decir que una madre "no sirve".
    De verdad esa criatura esta mejor ahí??? que en el brazos de su madre?????
    Estamos todos locos.

    ResponderEliminar
  5. s una locura verdaderamente! tantos dias separadas...que crueldad. Justicia ya!!!

    ResponderEliminar
  6. Perfectamente expresado, Ileana.

    Lo más grave es que las prácticas conductistas y anti-vínculo parecen ser la tónica habitual en estos centros. Si estos son los que tienen que proteger a los más indefensos de la sociedad, apañados vamos. Me recuerda al dicho "con amigos como estos, quién quiere enemigos".

    Como tú dices, las redes sociales tienen cada vez más fuerza y los políticos deben enterarse ya de que tienen unas responsabilidades adquirida con su pueblo.

    Espero que pronto se puedan reunir esta madre y su niña.

    ResponderEliminar
  7. Bravo Ileana! que bien lo has explicado y analizado todo, muchas gracias.

    ResponderEliminar