31 de mayo de 2011

GRAN SORTEO Lote de Libros

¡Seguidor@s de América Latina y de otros países también pueden participar!


Tenemostetas está de fiesta, e invita a todas sus lectoras y lectores a participar en el sorteo de DOS LOTES DE LIBROS, cada uno de ellos formado por DOS TÍTULOS : un ejemplar de  UNA NUEVA MATERNIDAD, el libro colectivo que la Editorial Ob Stare acaba de publicar con los artículos de 15 madres blogueras (entre las que me incluyo), y otro ejemplar de HERMANOS DE LECHE, un precioso libro ilustrado para niños escrito por la psiquiatra infantil IBONE OLZA. 

Los ejemplares irán firmados por las respectivas autoras, y los enviaré por correo certificado a cualquier parte del mundo. Así que las mamis blogueras y seguidoras y seguidores de América Latina (que son muchos por aquí) ¡también pueden participar!

Participar en el sorteo es muy sencillo: 

1.- Si tienes un blog, puedes escribir un post explicando en qué crees que consiste el fenómeno que hemos llamado "la nueva maternidad". ¿Qué tiene de "nueva" esta maternidad de la que hablamos? ¿Cómo la has vivido tú? ¿Qué retos, placeres y satisfacciones te ha supuesto? ¿O sobre cualquier cosa que te inspire este término. Enlaza tu post con este, y luego deja un comentario AQUÍ con el enlace al tuyo, para que todos veamos los blogs participantes. 

2.- Si no tienes tu propio blog, simplemente date de alta en este a través de Google Friend Connect (en la columna de la derecha), y luego deja un comentario en este post, hablando sobre el tema que hemos sugerido en el párrafo anterior. Cuentanos qué obstáculos, retos, placeres y satisfacciones te ha supuesto vivir la maternidad (o la paternidad) en el siglo XXI, y qué le pedirías a la sociedad para vivirla mejor.  Deja tu nombre o nick, y la ciudad en la que vives, para que podamos identificarte en el sorteo. No se admitirán comentarios anónimos. Tenemostetas se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados. 

Entre todos los blogs participantes sortearemos uno de los lotes de libros, y entre los comentarios dejados aquí sortearemos el otro. 

El plazo para publicar tu texto, y para dejar tu comentario EN ESTE POST, cerrará el lunes 20 de junio, a las 12 horas GMT (hora de Londres, Lisboa, Canarias). El día 21 publicaremos un post con los dos listados de candidatos (el de bloguer@s y el de seguidores) y el día 22 realizaremos el sorteo con Sortea2, y daremos a conocer los dos ganadores. 

¡ANÍMATE A PARTICIPAR! ¡CELEBRA CON NOSOTROS!

25 de mayo de 2011

La Nueva Maternidad: ¡ya a la venta!

«Lea el texto que lea sale el amor (sobre todo el amor maternal,
pero también otros tipos de amor). Destila amor por los cuatro costados.
Creo que si este libro fuera como una bolsita de té,
haría una deliciosa infusión de amor.
Lean, emociónense, aprendan y amen.
Eso es lo que van a encontrar en las siguientes páginas,
 nada más y nada menos.»

ROSA JOVÉ, PRÓLOGO A UNA NUEVA MATERNIDAD
Editorial Ob Stare, 2011.

El libro ya está a la venta en la tienda online de la Editorial Ob Stare, con envíos a cualquier parte del mundo. También en la tiendita de Amor Maternal, de Mimos y Teta, o directamente en los blogs de algunas de nosotras. Cualquier duda, puedes preguntarnos.

En pocos días, ya estará también disponible en las grandes librerías online, como Casa del Libro o El Jardín del Libro, y en las librerías de calle españolas.

Escrito con ciencia y conciencia por quince madres blogueras, este libro es la plasmación en papel de un fenómeno del siglo XXI que se cuece silenciosa y poderosamente en las casas de cada uno, y se teje solidariamente en la red: un nuevo tipo de maternidad, de paternidad, de crianza y de respeto hacia nuestros hijos.

Todos los retos de la humanidad para el presente siglo se aúnan en la "nueva" maternidad: salud, conciencia, ecología, paz, neurociencias, recuperación de la fisiología y el poder femeninos, importancia de las emociones y el amor para la salud y el bienestar, libertad, placer, sexualidad, crecimiento personal.

Porque todo comienza por el principio...

Síguenos en Facebook: Una nueva maternidad

24 de mayo de 2011

Premio Madres Blogueras

Como much@s ya sabéis, El Club de las Madres Felices ha convocado un premio para mamás blogueras, cuyo plazo para las votaciones vence dentro de 48 horas.

Hay más de 40 candidaturas, y las cinco más votadas se convertirán en finalistas. Entre esas cinco, un jurado elegirá el blog premiado con un viaje a Disney París para cuatro personas.

Según las bases, los criterios de selección que utilizará el jurado son los siguientes: «la calidad de los contenidos, las actualizaciones, la dedicación, la implicación de la “tribu”…»

Votar es muy fácil:

-Te conectas con el blog El Club de las Madres Felices, a través de Facebook o de Google Friend Connect. (Es necesario para autentificar la firma, y que sólo vote cada persona una vez).

-Una vez estés autentificado, dejas un COMENTARIO en el post Candidaturas al I Premio... diciendo el NOMBRE o la dirección web del blog al que quieres votar, de ENTRE LOS CANDIDATOS QUE APARECEN EN LA LISTA. Ya hay más de mil comentarios, dejas el tuyo al final votando por el blog que te parezca de mayor calidad.

Si queréis que ganen las tetas... ya sabéis a cuál tenéis que votar ;-)

En serio, vota por tenemostetas, o por otros blogs de mamás volcadas en la crianza respetuosa: Papá Conejo-Mamá Piojo, Una Maternidad Diferente, Madre Tierra, Crianza y Confianza, La Mamá Vaca, Creciendo con DavidMamá Pata y sus Patitos, Historias de un príncipe y cuatro princesas... cualquiera de los que te guste en la blogosfera maternal!

¡Hagamos que los cinco finalistas sean blogs implicados en la red maternal, con cariño y autenticidad! ¡No dejes de votar! (Ya sabes, por experiencias vivas y recientes, que la abstención no trae nada bueno ;-)

23 de mayo de 2011

Cartas de las lectoras: riesgo laboral para la lactancia

«Mi empresa ha mentido en el informe de Riesgos Laborales»

Una lectora nos escribe contándonos, una vez más, un caso en que la empresa no apoya su lactancia, negándose a emitir un informe en el que conste que trabaja con sustancias nocivas.

Dejo por aquí su mensaje por si alguna de nuestras lectoras o lectores sabe del tema y quiere dar su opinión. El nombre es ficticio para preservar su intimidad.

«Hola. Soy Julia, una madre preocupada por la lactancia que le ofrece a su hija. Buscando por internet te encontré hablando sobre temas relacionados con la leche materna y yo tengo un problema que no sé si me podrá ayudar de alguna manera.

He pedido la ayuda por riesgo en la lactancia porque trabajo con productos químicos. El caso es que mi empresa ha mentido en el informe de riesgo laborales diciendo que solo trabajo con el ordenador y la mutua me dice que ellos me la deniegan porque es la documentación que le ha facilitado la empresa, que si trabajo con productos que le diga a la empresa que haga un documento diciendo la verdad. Evidentemente, mi empresa ha mentido y no me va a dar ningún documento retractándose, me encuentro indefensa y no sé a quien acudir.

He pensado en realizarme un análisis de la leche antes de empezar a trabajar y otro a los 15 días de estar trabajando para ver si algo cambia en ella, pero no se donde hacerlo aquí en Madrid.

Si pudiera ayudarme le estaría inmensamente agradecida, solo quiero asegurarme que no le hago daño a mi hija y por supuesto no quiero dejar de darle el pecho aunque lo único que hacen es ponerme pegas. ¡¡¡Parece que hago algo malo!!!

Gracias por su ayuda»

Le respondí en privado aconsejándole que consultara la página del Servicio de Pediatría del Hospital de Denia, Alicante, e-lactancia.org, cuya base de datos recoge los resultados científicos más importantes sobre la relación entre sustancias nocivas y la lactancia.

Además, sobre Lactancia y Riesgos Laborales, he encontrado este  informe emitido por el Instituto Nacional de la Seguridad Social en colaboración con la Asociación Española de Pediatría, ORIENTACIONES PARA LA VALORACIÓN DEL RIESGO LABORAL DURANTE LA LACTANCIA NATURAL, que concretamente en las páginas 23-53 habla sobre los RIESGOS QUÍMICOS:

«Lo que interesa es determinar aquellos productos cuyo contacto por inhalación, absorción cutánea, ingesta, etc., pueden llegar a la leche materna y por ella al niño.

No todas las sustancias reúnen la triple circunstancia de ser absorbidas por la madre, estar presentes en la leche y que esa presencia sea tal que pueda afectar a la salud del niño.

A la hora de abordar el riesgo para la lactancia que significa la presencia de una o más sustancias en el ambiente laboral, hay que tener en cuenta si la sustancia o producto es nocivo y el grado del riesgo.

Para la graduación o peligro que significa cada sustancia, podemos seguir la clasificación del hospital Marina Alta, de Denia (Alicante), centro hospital de referencia de la Asociación Española de Pediatría, el cual dispone de una página Web muy completa, en relación con el manejo e información de fármacos y sustancias ambientales.

(...)

Es de gran interés, desde el punto de vista laboral, la identificación de los productos químicos conforme se regulan en las etiquetas de las sustancias (Real Decreto 255/2003, de 28 de febrero de 2003, por el que se aprueba el Reglamento sobre clasificación, envasado y etiquetado de preparados peligrosos, y modificaciones posteriores). Respecto a la lactancia, se debe ser cauto en las sustancias que contengan
la identificación R 64.

La Directiva 92/85/CEE reiteradamente menciona que se deben tomar medidas en los casos de embarazo o lactancia de trabajadoras que se expongan o manejen en su actividad laboral:

− Plomo y sus compuestos.
− Mercurio y derivados.
− Monóxido de carbono.
− Medicamentos Antimitóticos.
− Agentes químicos de penetración cutánea.
− Trabajos con exposición a hidrocarburos aromáticos policíclicos presentes en
el hollín, alquitrán, brea, humo o polvos de hulla.
− Trabajos que supongan exposición al polvo, al humo o las nieblas producidas
durante la calcinación y el afinado eléctrico de las matas de níquel.
− Procedimientos con ácido fuerte en la fabricación de alcohol isopropilico.
− Sustancias químicas etiquetadas con R 40; R 45; R 46 y R 47.»

Si algún otro lector es abogado, especialista en Riesgos Laborales o tiene conocimientos sobre el tema, desde tenemostetas agradecemos cualquier ayuda que puedan prestar en este caso.

¡Gracias!
_________________________
Otros enlaces relacionados:

Prestación de riesgo durante la lactancia natural, Seguridad Social.
Prestación por riesgo durante la lactancia natural, Ibermutuamur.
Valoración del subsidio por riesgo en el embarazo y la lactancia natural, Dr. José A. Izquierdo, Guadalajara.

21 de mayo de 2011

#SpanishRevolution

"La diferencia entre el sistema comunista y el capitalista es que,
aunque los dos nos dan una patada en el culo, en el comunista 
te la dan y tienes que aplaudir; y en el capitalista te la dan 
y uno puede gritar" Reinaldo Arenas, escritor cubano. 


Honestidad, paz, justicia social, amor, tetas y oxitocina.

No somos mercancía en manos de políticos y banqueros.

Porque los que están tan locos como para creer que pueden cambiar el mundo, son los que lo consiguen.


20 de mayo de 2011

¿Y tú, por qué amamantas?


Miriam Moya, en su "pequeño" y exquisito blog "en minúsculas", ha escrito un conmovedor texto que no puedo evitar compartir por aquí, para que lo conozcan también las lectoras y lectores de Tenemos Tetas.

De paso, si os animáis, podéis compartir las causas profundas e íntimas por las que sentís que amamantáis.




19 de mayo de 2011

El poder del discurso materno, por Laura Gutman

Laura Gutman, en la Feria del Libro de Buenos Aires, habla de su próximo libro, El poder del discurso materno:













18 de mayo de 2011

Mujer, ámate

Ovulación. Imagen captada por primera vez en 2008
por el ginecólogo belga Jacques Donnez.
Publicada por la revista New Scientist.
El ovocito es la mayor de las células humanas.

El Club de las Madres Felices nos pidió a las madres blogueras que habláramos esta vez sobre mujer y maternidad. Inmediatamente pensé en todas las aristas que este tema tiene, y que hemos tratado en este blog bajo la etiqueta feminismo.

Me puse a buscar algo que tuviera en el tintero, esas discusiones eternas sobre si las mujeres estamos "llamadas" a ser madres, si la maternidad es un "instinto" o si somos libres, tao tao tao...

Al final, decidí pasar de tanto debate teórico (que reconozco me encanta) y me escribí una carta a mí misma. Una carta que necesitaba escribirme y leer, que necesito releer cada día.

He pensado que quizás a vosotras también os pueda servir de algo. Dedicado a todas mis amigas y lectoras, a todas esas mujeres maravillosas que me muestran el camino de vuelta a mí misma:

"La lactancia une en sí misma todos los retos del siglo XXI"

Por Ileana Medina Hernández

Una profesora universitaria que está realizando una tesis de antropología sobre Crianza Respetuosa en Internet, me ha pedido que sea su "informante". Sí, es una palabra fea, pero es la que se usa cuando una se convierte en "objeto de estudio" sociológico :-0

Me ha pedido que le cuente cómo comencé el blog, y por qué lo hago, etc. Esto ha sido lo que le he respondido, me parece interesante compartirlo por aquí y ella me ha autorizado:

«Comencé en la red buscando información sobre problemas de fertilidad. En los foros de La infertilidad conocí a muchas mujeres en la misma situación, algunas de las cuales se convirtieron en amigas “virtuales”, aunque comencé a participar más cuando ya estaba embarazada.

Un grupo de madres que coincidimos más o menos en la misma etapa del embarazo, en el año 2007, creamos un foro propio e independiente, Rincón de Madres, hoy llamado Círculo de Madres.

Participando en ese foro, conocí otras páginas de referencia como Crianza Natural o El Parto es Nuestro, verdaderos referentes en español sobre los temas de maternidad y crianza.

Pronto descubrí que la maternidad me devolvía, entre otras muchas cosas, mi vocación de escribir, y que necesitaba poner en orden lo que me bullía por la cabeza, así que cuando la niña ya tenía casi dos años, tuve “otro hijo”: el blog Tenemos Tetas. El título es irónico, para que parezca porno y atraiga lectores ;-)

El blog me ha permitido desarrollar mi vocación periodística, escribiendo con absoluta libertad sobre una temática y con un enfoque que no suele tener cabida en los medios de comunicación tradicionales.

La red es mucho más dinámica, democrática y actualizada que los medios de comunicación antiguos, que se han quedado estancados, dejando afuera importantes dinámicas creadoras de conciencia y libertad como la ecología, la maternidad, la crianza, nuevos paradigmas científicos, la espiritualidad, la educación alternativa, la salud holística… que han encontrado su soporte ideal en la red. A través de la blogosfera, páginas web, foros, videos en youtube y las redes sociales se está generando el verdadero movimiento de avanzada en el pensamiento occidental, que  tiene poco espacio en los periódicos y revistas tradicionales, ni tampoco el ámbito académico.

Da la impresión de que las universidades, los periódicos, la televisión, el sistema educativo en general, el sistema sanitario y las administraciones públicas están “detrás del palo”, anclados en un pensamiento decimonónico que no sirve ya para crear conciencia, ni como formadores de seres humanos empáticos y saludables, ni siquiera como preparadores pragmáticos para la vida del siglo XXI. Incluso parecen ignorar deliberadamente los últimos descubrimientos científicos sobre neurología, pedagogía, salud humana, psicología o gestión de las emociones.

En cambio, la red bulle de vida y puedes encontrar información de primer nivel, solo hay que saber separar el trigo de la paja. Y ese debería ser quizás el papel de las instituciones formativas en el siglo XXI. La información está ahí, en todas partes, sólo hay que saber cómo buscarla, contrastarla y utilizarla en tu propio provecho.

En concreto, la categoría de bebés, maternidad y crianza no había sido tratada jamás en ningún medio de comunicación ni en ninguna escuela ni institución. Por primera vez, la blogosfera está posibilitando un espacio para compartir, reflexionar, debatir y divulgar tanto información científica de calidad (como los trabajos del médico Michel Odent, del neonatólogo Nils Bergman, del pediatra Carlos González, de las psicólogas Laura Gutman, Rosa Jové, Yolanda González, etc.) como la experiencia directa de muchas madres (y algunos padres) que estamos criando como nunca se había hecho antes: con información científica, con libertad personal, con capacidad de decidir, con conciencia para no reproducir los males de la “pedagogía negra” que se han transmitido generación tras generación, y con amor, cuerpo, tiempo e intencionalidad clara de aprender a hacerlo lo mejor posible.

La lactancia materna aparece entonces como ese acto mágico que une en sí misma todos estos nuevos retos del siglo XXI:

-la comprensión y recuperación de la fisiología y el poder femeninos;

-la posibilidad de pensarnos las mujeres a nosotras mismas: qué somos, qué queremos y qué podemos ofrecer a un mundo más justo y humano;

-la responsabilidad que tenemos como especie de nutrir a nuestros hijos (tanto afectiva como físicamente);

-la conciliación entre el mundo laboral y el mundo familiar, entre la producción y la re-producción;

-la humanización (o "mamiferización") del parto y el nacimiento;

-la gestión de los emociones transgeneracionalmente, sanándonos a nosotros mismos, nuestra historia familiar y la de nuestros hijos;

-la creación de un vínculo afectivo de calidad que permita una educación respetuosa y consciente con las necesidades tanto físicas como intelectuales y emocionales de los niños;

-el abandono del enfoque adultocéntrico de la sociedad que sigue tratando a los niños como seres inferiores en derechos;

-la vuelta a la vida y a la naturaleza, poner la vida en el centro;

- la paz fundada en el paradigma del cuidado de nosotros mismos, de nuestra especie, de todos los seres vivos y del planeta.

Por eso escribo sobre lactancia, sobre maternidad y sobre crianza. En definitiva, sobre el amor. Porque comprendí que más allá de cualquier programa político, cuidar y amar es hacer política. O sea, construir un mundo mejor, el único sentido que deberia tener la política. Sólo desde ahí, desde el principio, criamos y educamos seres libres, felices y solidarios. Sólo ahí, desde el principio, cultivamos la capacidad de cuidar de nosotros mismos, de nuestra especie y de la Tierra en que vivimos.»

17 de mayo de 2011

Consultas de las lectoras: Relactación

 

Una mami en Facebook nos ha dejado esta consulta sobre relactación tras una separación hospitalaria.

Como su caso puede ser frecuente, y las respuestas dejadas por otras mamis y expertas son muy interesantes, lo convierto en artículo por si puede servir de ayuda a otras madres:

"Cada vez que veo comentarios sobre tetas, leche materna, amamantamiento me siento muy frustrada, mi bebé estuvo un mes en el hospital a causa de una Gastrosquisis, creo que no supieron asesorarme bien y cuando tuve tiempo de hacerlo por mí misma, ya había perdido por completo mi suministro de leche materna. Con mi marido lo hemos intentado todo, por suerte Amaru nunca perdió su reflejo de succión y ahora estamos hace 2 semanas con un sistema "relactador"que usan las madres adoptivas, sinceramente, no veo mucho avance...si existe alguien que sepa como revertir este lamentable suceso, por favor, haganmelo saber!...Carinos y suerte...."

RESPUESTAS

1.-
Hola, Daniela. Enhorabuena por tu maternidad!
El relactador es una buena solución. Mi consejo sería que, además, intentaras tenerlo todo el tiempo posible piel con piel contigo, junto a ti, dormir juntos, llevarlo en portabebés... todo lo que pueda aumentar el contacto es recomendable para mejorar la lactancia.
También que contactes si hay algún grupo de apoyo a la lactancia en tu ciudad, cerca de ti.
El mes de separación en el hospital, complica las cosas, pero no es imposible. Eso sí, se hace duro para muchas mujeres.
Si aún así, sientes que haces todo lo posible, y la lactancia no avanza, y echas mano del biberón, tampoco te sientas mal. Has hecho todo lo que está en tu mano: ¡disfruta de tu bebé!
He avisado a otras mamis expertas a ver si ven este post y pueden ayudarte.
Un abrazo grande!!!
TENEMOS TETAS.


2.-
Todo lo que dijiste del contacto, grupo de apoyo y además ponerlo al pecho seguido, aún mejor si los dejas descubiertos para que juegue y tenga libre acceso a ellos, además trata de iniciar extracción con un extractor manual o eléctrico, aunque no salga nada las primeras veces si eres contaste poco a poco saldra alguna gotita y sera un gran logro. El proceso es lento y requiere paciencia, entre 2 a 3 semanas se podra ver algun cambio. Suerte
JOCELYN

3.-
Daniela, en primer lugar, espero que tu nene esté completamente recuperado ya de su enfermedad. Si Amaru sigue dispuesto a mamar ya tienes gran parte del camino hecho.
El relactador es una herramienta importante porque contribuye a que tu peque no pierda sus capacidades de succión y siga relacionando el pecho y la succión con la alimentación.
Como ya te han comentado la relactación es un proceso lento, que requiere mucha constancia y hay que tener la mente pueste en el objetivo final y no en el día a día, por complicado que resulte.
Un paso importante para impulsar el proceso sería hacerte con un sacaleches doble eléctrico e iniciar la estimulación del pecho con sacaleches. De este modo, cualquier cantidad que saques la podrás meter en el relactador para la siguiente toma y, a la vez, estarás estimulando la producción del pecho.
Lo recomendable sería estimular diez minutos cada dos horas e intentar hacer dos otres extracciones también por la noche.
Si contactas con un grupo de apoyo te podrán facilitar consejos más personalizados y valorar otras posibilidades, como el uso de algún galactogogo.
Dísfruta mucho de tu pequeño y muchos ánimos para este proceso tan fascinante en el que te has embarcado...
ELOÍSA LÓPEZ, asesora de lactancia. Una maternidad diferente.


4.-
Lo importante en una relactación es una buena estimulación del pecho. Para ello es imprescindible la extracción muy frecuente, sea manual o con un sacaleches. Si optas por un sacaleches, te recomiendo uno doble como el Lactaline de Ameda o uno de Medela. Tal vez en un grupo local de lactancia te puedan prestar uno, o incluso en el centro de salud, pregunta. No sé, en Irlanda es distinto a aquí... Tienes que hacerte un plan de extracción: cada dos horas durante el día y cada 3 ó 4 durante la noche. Al menos durante un par o tres de días. Pide ayuda a la familia o amigos, y sobre todo a la pareja. Serán días muy duros pero valdrá la pena. Si dices que el bebé succiona bien, tienes mucho ganado, déjale acceso libre tanto tiempo como puedas. Su succión, incluso si te acabas de sacar, es primordial. Intenta no darle en biberón sino en jeringuilla o mejor con el suplementador.
Puedes pedir a tu GP un galactogogo. Precisamente en tu caso está indicado. Él te recomendará lo más adecuado según tu historia clínica. Es un fármaco que ayuda a tener una mayor producción láctea y no se puede dar así como así.
En el foro de CN hay mucha gente que lo ha conseguido por completo o a medias (que es mucho!). El apoyo de gente que ha estado en tu situación es básico. Mira si tienes un grupo de lactancia o crianza cerca, te pueden ayudar mucho también :)
Mucha suerte,
ROSA SORRIBAS, IBCLC.

____________________________________________
Otros materiales sobre relactación:


De la Organización Mundial de la Salud. 

De Centro Lacted.

De SINA, Asociación de Apoyo a la lactancia.

De Lactaria.

De ALBA Lactancia Materna

"Una nueva maternidad" está a punto de llegar


"Quizás el primer libro sobre crianza escrito
no por psicólogos ni pediatras ni gurús sino por madres"

Con prólogo de ROSA JOVÉ, psicopediatra, autora de los best-sellers Dormir sin Lágrimas, Crianza Feliz, Cariño y Teta: manual de instrucciones del bebé, y Ni rabietas ni conflictos.

Editorial Ob Stare, 2011.

16 de mayo de 2011

Semana Mundial del Parto Respetado.

Del 15 al 22 de mayo se celebra la Semana Mundial del Parto Respetado.

«Por el derecho a parir y nacer como quieras, donde quieras y con quien quieras»

¿Cómo nos gustaría parir y nacer?

¿Así?



¿O así?



Si quieres leer sobre el parto posible:

Fernández del Castillo, Isabel: La Revolución del nacimiento 

Ruiz, Consuelo: Parir sin miedo 

Odent, Michel: El bebé es un mamífero 

Goer, Henci: Guía de la mujer consciente para un parto mejor. 

Schmid, Verena: El dolor del parto

Leboyer, Frederick: Por un nacimiento sin violencia

Odent, Michel: La vida fetal, el nacimiento y el futuro de la humanidad

Rodrigañez, Casilda: Pariremos con placer 

14 de mayo de 2011

Lesbianas y maternidad

Por Ileana Medina Hernández





Las lesbianas españolas están en acción.

En algunas comunidades españolas, la Sanidad Pública está negando a las parejas lesbianas los servicios de reproducción asistida que sí cubre para las parejas heterosexuales.

La ministra Pajín ha apoyado al Consejero de Sanidad asturiano, que ha alegado "motivos clínicos" para denegar a las parejas lesbianas esta ayuda que les permita realizar a través de la Seguridad Social un tratamiento que en las clínicas privadas cuesta algunos miles de euros.

El argumento que han utilizado, de dudoso rigor científico y jurídico, es que supuestamente el reglamento de reproducción asistida exige que uno de los dos miembros de la pareja sea estéril. Pero, en la práctica, muchísimas parejas heterosexuales reciben tratamiento aún cuando la causa no ha podido ser diagnosticada: es lo que se conoce como "infertilidad de origen desconocido" o "esterilidad conyugal". De hecho, hay consenso científico en que la infertilidad no es un problema individual, sino un problema de pareja.  Algo que estrictamente aplicaría para las parejas lesbianas.

«Han llegado a decir auténticas barbaridades, que si fueran tomadas en serio, podrían poner en cuestionamiento la cobertura sanitaria en sí de cualquier problema reproductivo, como que “ser madre no es un problema médico que tengan que pagar los impuestos de los españoles”» razonan las impulsoras de la iniciativa Lesbianas en Acción (LEA), en este resumen donde recogen las distintas noticias que se han generado recientemente, a raíz de los casos de Silvia y Andrea, que han denunciado la actuación de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Asturias.

Sin embargo, en realidad, parece que la ley española es de las más abiertas con respecto a la posibilidad de que las lesbianas o mujeres solas puedan recibir estos tratamientos, tal como leo aquí:

«La ley española no dice nada sobre el estado civil ó la orientación sexual de la receptora. "Toda mujer podrá ser receptora ó usuaria de las técnicas reguladas en la presente ley, siempre que haya prestado su consentimiento a la utilización de aquellas. La mujer podrá ser usuaria o receptora de las técnicas reguladas en esta Ley con independencia de su estado civil y orientación sexual. " [art. 6.1 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida] Según el catedrático Marcelo Palacios, uno de sus coautores y Presidente de la Sociedad Internacional de Bioética, la ley española es una de las más avanzadas de los países occidentales.
Según expertos consultados por el periódico "EL MUNDO", cerca de 120 centros españoles practican estas técnicas y, en ellos cerca del 80% de las mujeres que se inseminan con semen de donante anónimo, son lesbianas. Según fuentes de la Sociedad Española de Fertilidad, se calcula que cerca de 500 mujeres reciben anualmente con éxito estos tratamientos en España.
En el resto de Europa, en cambio, pocos países permiten la inseminación en la sanidad pública a mujeres solteras (que es la denominación bajo la que pueden presentarse las lesbianas). Sin embargo, esta postura encierra una enorme hipocresía, porque ciertas clínicas privadas, previo pago de una buena suma de dinero, realizan estas intervenciones; y otras muchas, dirigidas por organizaciones feministas y por consideraciones ideológicas, han advertido que no tienen intención de preguntar a las mujeres por su vida privada.»

Las activistas de LEA afirman sentirse defraudadas por ministras como Bibiana Aído o Leire Pajín, que en otras ocasiones apoyaron a las mujeres lesbianas, o les dieron motivos para la esperanza. Según ellas, las lesbianas siguen siendo "esas primas cuya ayuda es vital pero que incomodan y que nunca terminan saliendo en la foto familiar como tales".

Pero, queridas amigas, me atrevería a afirmar que en esta ocasión hay algo que les molesta a "las políticas y a los políticos" más que la homosexualidad (sí, todavía puede haber algo que les moleste más). Y son LOS DERECHOS REPRODUCTIVOS. No los derechos reproductivos de las lesbianas, sino los de cualquiera (imaginaros entonces los de las lesbianas, ya serían el colmo).

Me parece, hermanas, que es de REPRODUCCIÓN (ni asistida ni natural) de lo que estos señores y señoras no quieren oír hablar. La reproducción no cabe en un mundo donde lo único importante es trabajar, competir, ganar dinero y, sobre todo, dar a ganarlo a otros. El que quiera reproducción, que mande a buscar un hijo a los Estados Unidos, oye, que allí los venden en Wal Mart. Que se reproduzcan los ricos y que los niños los críen las chachas, faltaría más. ¿Cómo va a querer reproducirse esta gentuza, y que encima les paguemos la fecundación, el parto y la baja maternal?

De hecho hay un pequeño detalle: ninguna de esas ministras que mencionáis ha sido madre. Es el precio que tenemos que pagar las mujeres para poder llegar a tan altos cargos. Otras políticas que lo han sido (algunas en solitario y algunas también por reproducción asistida) han tenido que dejar a sus hijos a los tres días de nacer, y traspasarle la ya de por sí misérrima baja maternal al padre (ejem, ejem... o a las niñeras), para poder seguir mereciendo el cargo, y para dar ejemplo de "igualdad".

La "igualdad" se entiende útil para que todas nos incorporemos a trabajar de sol a sol a un mundo laboral masculino y explotador construido totalmente de espaldas a la crianza o a la vida familiar, pero sin tocar para nada el SAGRADO MANDAMIENTO DE LA PRODUCTIVIDAD (o peor aún, el del "presencialismo").

Para más inri, otro ministrucho ha delirado recientemente, y aprovechando que el Día del Trabajo coincidía con el Día de la Madre, ha dejado bien clara su elección,  reconociendo que para él la utopía social, la que resolvería la crisis y todos los males, es "que todos los niños sean escolarizados inmediatamente tras el nacimiento".

Qué vergüenza de políticos tenemos. Cuando se trata de maternidad, todos los políticos están en la ultraderecha (o en la ultraizquierda, que ya me pierdo). El "vacío de la maternidad" sigue siendo incluso reforzado por ese feminismo de la igualdad que triunfa en las instituciones precisamente porque es funcional al patriarcado, y sobre todo, porque es funcional a la dominación y al capital (que es todo lo mismo).

La gran ignorancia sobre la salud primal de los seres humanos que tenemos en las sociedades actuales, puede llevar a la paradoja de que primero se generalice algo sí potencialmente peligroso desde el punto de vista bioético como son los vientres de alquiler, antes que normalizar la maternidad lesbiana, que desde el punto de vista biológico no afecta en nada a la criatura humana. (Si queréis, por rizar el rizo,  hasta hay estudios que indican que los hijos de madres lesbianas se crían mejor).

No señoras, ser y mucho menos ejercer de madre no es un derecho en esta sociedad, y no vamos a daros ni un dedito así. No vaya a ser que le cojáis el gusto a esto de reproduciros con placer y en libertad, y empecéis por pedir el derecho a ser fecundadas, sigáis por pedir un parto libre, y terminéis por pedir una baja maternal remunerada de 6 meses, o de un año como tienen las nórdicas. Y eso, queridísimas mujeres de la clase trabajadora, no os lo vamos a permitir.

11 de mayo de 2011

Evidencias en Pediatría: los niños nacidos por cesárea toman menos lactancia materna.

Cuestas Montañés E, Aparicio Sánchez JL. Los niños nacidos por cesárea toman menos lactancia materna. Evid Pediatr. 2011;7:15.

Vía| Revista Evidencias en Pediatría


Valoración critica del estudio realizado en el nordeste de Italia:
Zanardo V, Svegliado G, Cavallin F, Giustardi A, Cosmi E, Litta P et al. Elective cesarean delivery: does it have a negative effect on breastfeeding? Birth. 2010;37:275-9. D.O.I.: 10.1111/j.1523-536X.2010.00421.x.


Objetivo: estudiar las tasas de prevalencia de lactancia materna, definida de acuerdo con las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en niños nacidos por cesárea (programada y de urgencia) comparadas con niños nacidos por parto, desde el nacimiento hasta los seis meses de edad.

Emplazamiento: hospital de tercer nivel de afiliación universitaria en el nordeste de Italia.

Población de estudio: los 2686 neonatos a término nacidos en la maternidad del Hospital Universitario de Padua fueron potencialmente seleccionados, entre enero y diciembre de 2007. Se incluyeron 2173 recién nacidos y fueron excluidos 513 (36 por derivación a terapia intensiva, 467 porque sus madres no hablaban o escribían italiano y diez por rechazar el estudio). Se realizó el seguimiento efectivo de 1567 parejas madre-hijo, finalizando el mismo 970.

Resultados principales: la prevalencia de lactancia materna exclusiva en la sala de partos fue significativamente superior después del nacimiento por parto vaginal comparado con el nacimiento por cesárea (71,5% vs. 3,5%; p < 0,001) y también hubo un intervalo de tiempo significativamente mayor entre el nacimiento y el primer amamantamiento entre los nacidos por cesárea (10,4 horas; desviación estándard [DE]: 9 horas vs, 3,1 horas; DE: 6 horas; p < 0,05). No se encontraron diferencias en las tasas de lactancia materna entre los nacidos por cesárea programada y de urgencia. El nacimiento por vía vaginal presentó tasas de prevalencia de lactancia materna exclusiva significativamente mayores que los nacidos por cesárea programada (85,95% vs. 74,5%; riesgo relativo [RR]: 1,19; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,06 a 1,30 a los siete días; 69,9% vs. 55,1%; RR: 1,26; IC 95%: 1,13 a 1,42 a los tres meses; y 59% vs. 46,6%; RR: 1,26; IC 95%: 1,10 a 1,44 a los seis meses).

Conclusión: tanto la cesárea programada como la de urgencia están asociadas a una disminución de las tasas de lactancia materna exclusiva comparadas con el parto vaginal.

Justificación: en los últimos decenios se ha observado un marcado y progresivo aumento de la tasa de cesáreas, que pasó de un 10% en la década de 1970 al 30% que se presenta en la actualidad. Se ha de señalar que un gran número de las indicaciones en primíparas no son de causa médica estricta. Esto influye en el crecimiento de las cesáreas programadas, que a su vez motivan un aumento en el número de cesáreas posteriores. Existe suficiente evidencia que demuestra la asociación existente entre operación cesárea y morbimotalidad materna y neonatal1, aunque son relativamente pocos los estudios que se ocupan de la evolución de los embarazos a término, y menos aún los que tratan específicamente el impacto del modo de nacimiento sobre el éxito o fracaso de la lactancia materna2.
 
Importancia clínica: existen pocos estudios previos que se hayan ocupado específicamente de este tema (2). Dada la importancia del mismo, podemos afirmar que existe ahora evidencia suficiente que demuestra el efecto negativo de la cesárea sobre la lactancia. Solo existe un estudio relativamente pequeño y limitado a una población de muy buen nivel educativo y socioeconómico que no encuentra diferencias entre las tasas de lactancia materna exclusiva a los seis meses comparando nacimientos por parto normal con cesáreas (4), posiblemente porque en estos existe un mejor cuidado del rooming-in en las cesáreas.

Aplicabilidad en la práctica clínica: tanto los pediatras como los neonatólogos deberán discutir firmemente con los obstetras las indicaciones no estrictamente médicas de la operación cesárea, dado el marcado perjuicio que esta provoca, entre muchos otros, sobre la lactancia materna.

Bibliografía

1.Ceriani JM, Mariani G, Pardo A, Aguirre A, Pérez C, Brener P et al. Nacimientos por cesárea al término en embarazos de bajo riesgo: efectos sobre la morbilidad neonatal. Arch Arg Pediatr. 2010;108:17-23.
2.Cakmak H, Kuguoglu S. Comparison of the breastfeeding patterns of mothers who delivered their babies per vagina and via cesarean section: an observational study using the LATCH breastfeeding charting system. Int J Nurs Stud. 2007;44:1128-37.
3.Matijasevich A, Victora CG, Lawlor DA, Golding J, Menezes AM, Araújo CL et al. Association of socioeconomic position with maternal pregnancy and infant health outcomes in birth cohort studies from Brazil and the UK. J Epidemiol Community Health. 2010 Jul 13. [Epub ahead of print].
4.Cernadas JM, Noceda G, Barrera L, Martinez AM, Garsd A. Maternal and perinatal factors influencing the duration of exclusive breastfeeding during the first 6 months of life. J Hum Lact. 2003;19:136-44.

_______________________
Artículo relacionado:

Influencia de la atención al parto y al nacimiento sobre la lactancia, con especial atención a las cesáreas

El Club de las Malas Madres, por Irene García

"El club de las malas madres está lleno de mujeres que se sienten culpables
por asuntos que escapaban totalmente a su control."

Irene García es bióloga, y madre implicada en construir "tribu virtual", promoviendo el uso de las redes sociales para la divulgación científica, para mejorar nuestra vida y la de nuestros hijos. Como ella misma dice: "tuiteando y la teta dando".

Sus artículos aparecen el blog Ser Mamás, y hoy no he podido sustraerme a la tentación de traer este.

Necesario.

Autora: Irene García
Vía| Ser Mamás



“¿Me estás llamando mala madre porque mis hijos han nacido por cesárea?”

He obtenido esa respuesta en innumerables ocasiones, cada vez que en un foro o blog sobre maternidad comentaba que las cesáreas dificultan el vínculo madre-hijo que se establece durante el nacimiento porque las hormonas que median en este proceso (brutal y totalmente químico) no están presentes o su flujo se ha interrumpido en algún momento. Sería gracioso, si no fuera porque mis dos hijas han nacido por cesárea.

Mis dos hijas han nacido por cesárea y yo no me siento una mala madre. Al menos no por este motivo. Cuando hace tiempo, tras el parto de Ana, leía “La Revolución del nacimiento” de Isabel Fernández del Castillo, había momentos en los que no podía parar de llorar. Lloraba una pérdida, la de ese momento mágico en el que inundados ambos de las hormonas del parto, mamá y bebé se miran por primera vez y se enamoran para siempre. Ese momento en el que con el bebé enganchado a la teta, la oxitocina y las endorfinas por las nubes, la placenta, que os ha mantenido unidos en simbiosis durante casi nueve meses, se desprende y así comienza a liberarse la prolactina, que despierta de golpe todos los instintos de protección maternal. Y es que yo, por la prolactina, mato. Como todas las madres. O la gran mayoría.

¿Me estás llamando mala madre porque mis hijos han nacido por cesárea/no he dado teta/me puse epidural? Las hormonas del parto y la lactancia (oxitocina, prolactina, endorfinas), las que hacen que el vínculo entre madre e hijo se establezca, se asiente y se fortalezca, modificando redes neuronales que quedarán marcadas para el resto de la vida, no hace buenas madres. Su carencia tampoco las hace malas.

Perderse las hormonas del parto o de la lactancia sólo dificulta el proceso, lo vuelve más racional, le resta el componente biológico que permite a las hembras del resto de mamíferos comportarse como las mejores madres para sus hijos. Produce maternidades menos instintivas, pero no peores, sólo más difíciles, menos eficientes. Porque el instinto se equivoca menos veces que el pensamiento racional, si no está contaminado por connotaciones culturales.

¿Tu ginecólogo te dijo que el niño era muy grande y que había que hacer cesárea? ¿Que tenías las caderas muy estrechas? ¿Te tumbaron en la cama, amarrada a los monitores, sin poderte mover durante horas mientras te chutaban oxitocina sintética en vena? ¿Te dijeron que el parto no progresaba y que después te iba a doler mucho más? ¿Te hacían tactos constantes, te rompieron la bolsa de líquido amniótico, te pusieron un enema y te metió mano hasta el apuntador? ¿Con esos bonitos camisones hospitalarios con los que en cuanto que te levantas enseñas el trasero? ¿Te dolía tanto que pediste la epidural a gritos? ¿Te contaron que no tiene ningún efecto secundario, que es totalmente inocua? ¿Se llevaron a tu bebé nada más nacer a pesarlo, bañarlo, hacerle el test de Apgar? ¿Te dijeron que no te subía la leche, que las grietas son normales y que hay que aguantarse? ¿Que tu niño era flaco y que la lactancia se da “cada tres horas, diez minutos en cada pecho”? ¿Que todo el día en la teta es vicio? ¿Que el biberón es lo mismo y que además es más cómodo? ¿Que si duermes con él lo aplastas? ¿Que no lo cojas que se va a acostumbrar? ¿Se te acabó la baja maternal a las 16 semanas?

El club de las malas madres está lleno de mujeres que se sienten culpables por asuntos que escapaban totalmente a su control. Que se incomodan cada vez que leen un artículo científico sobre las ventajas de la lactancia materna, del parto natural o de que los niños se queden en casa al cuidado de la madre. Que además han de buscar su lugar en el mundo productivo de los hombres, sin pestañear siquiera cuando se dejan al bebé en casa de la abuela con 40 de fiebre, o en la guardería con un chute de paracetamol. Que van corriendo de acá para allá, intentando abarcarlo todo y condicionadas por una cultura que les impide acunar a sus hijos, dormirlos en sus regazos, compartir cama con ellos, acariciarlos y mimarlos, para que no se malcríen. Arrastrando muchas veces una educación autoritaria, que las castigaba física y psicológicamente. Que se sienten vigiladas y se increpan unas a otras porque sienten que se las está cuestionando. Por decisiones que no tomaron ellas.

Salir del club de las malas madres no es fácil. Requiere admitir que hay otras mujeres con más suerte, conductas o actitudes mejores que las tuyas. Requiere hacer autoanálisis, revisar creencias, modificar comportamientos aprendidos en la niñez, asumir limitaciones y conocerse a fondo, muy a fondo. Sentirse a ratos furiosa, idiota, atropellada, víctima, avergonzada, envidiosa, triste, engañada, mal. Y muchas veces ir contra-corriente.

El club de las malas madres nunca se abandona del todo. Su principal peculiaridad es que sus miembros piden respeto, muchas veces a gritos, otras veces en silencio. En el silencio del dolor infinito que te produce creer que no lo estás haciendo bien con tus hijos.

Su antagonista no es el club de las buenas madres, como se podría llegar a pensar, sino el club de las madres libres, porque las decisiones que se toman en libertad, jamás te hacen sentir culpable.

Sin embargo, no hay un club de las madres libres. Porque las madres libres no necesitan espejo en el que mirarse. Se asumen, se respetan a ellas mismas. Se perdonan, o al menos lo intentan.

Y si acaso, forman tribus.

Feliz Día de la Madre.

A todas vosotras.

Grandísimas. Madres.

_______
Artículos relacionados en este blog:

Las "malas" madres
¿Qué es el instinto maternal?
¡Hay algo que se puede hacer!

BEBÉS: la película.

Web Oficial: Bebés. Todo el mundo ama a los bebés.
En Facebook: Bebés. La película.

Ficha:

Película: Bebés. Título original: Bébé(s). Dirección: Thomas Balmès. País: Francia. Año: 2010. Duración: 79 min. Género: Documental. Guion: Thomas Balmès; basado en una idea original de Alain Chabat. Producción: Alain Chabat, Amandine Billot y Christine Rouxel. Música: Bruno Coulais. Montaje: Craig Mackay. Distribuidora: Karma Films. Estreno en Francia: 16 Junio 2010. Estreno en España: 29 Abril 2011. Apta para todos los públicos

Sinopsis:

Dirigido por el cineasta Thomas Balmès a partir de una idea original del productor Alain Chabat, “Bebés” nos propone compartir un desafío excitante: seguir muy de cerca a cuatro bebés en cuatro países muy diferentes entre sí, desde su nacimiento a sus primeros pasos. Los bebés son: Ponijao, que vive con su familia cerca de Opuwo (Namibia); Bayarjargal, cerca de Bayanchandmani (Mongolia); Mari, de Tokio (Japón); y Hattie, de San Francisco (Estados Unidos).




Por Ileana Medina Hernández

He sacado un huequito para ir a ver la película documental francesa Bebés. Un día entre semana a primera hora de la tarde, en un cine de estos no tan comercial (de la cadena Renoir), y con la sala completa para mí sola. Vaya lujo.

Después de quedar impactada hace un tiempo con Le Premier Cri, maravilloso documental también francés sobre los partos en distintos lugares del mundo, (que me descargué en internet, porque creo que no se estrenó en los cines españoles o al menos yo no me enteré), ésta, aunque no tiene ninguna relación en su factura, viene a ser como una segunda parte, que demuestra el interés que la sociedad comienza a prestar al parto, al nacimiento y a la primera crianza.

Como han dicho los críticos de cine, es este un documental de una gran fuerza visual, donde los primerísimos planos de los bebés y sus acciones cotidianas, una excelente fotografía, un excelente montaje y una excelente música, dan un resultado que ya quisieran muchas películas de ficción. No hay diálogos, no hay narración, y sin embargo, la película, totalmente oxitocínica, abduce y encanta durante sus 79 minutos, demostrando el poder seductor que los bebés tienen sobre la mente del adulto humano.

La elección de las cuatro familias me pareció un gran acierto. Entre las cuatro forman un cuadrante del mundo. Dos familias rurales, de dos continentes diferentes: una mongola y una namibia; dos familias urbanas de dos continentes diferentes: una norteamericana y otra japonesa.

No hay una visión maniquea en la película. No es su intención mostrar la "superioridad" de una cultura o de una forma de crianza sobre otra. Y además, y creo que ese es su gran mérito, logran mantener esa sensación de objetividad de la cámara, de no caer en el juicio o en el embobamiento gratuitos.

Son cuatro familias amantes de sus hijos. Las imágenes amorosas predominan en los cuatro ambientes. Familias hermosas, cada una dentro de su modelo cultural. Sin embargo, como espectadores no quedamos indiferentes, y quiero compartir con la "tribu maternal" los aspectos que más me llamaron la atención.

Hace un tiempo, habíamos compartido por aquí que la cultura mongola es una gran amante de la lactancia materna. Y así se deja ver en la película, donde podemos apreciar, en una de sus más bellas escenas,  como la mamá limpia la carita de su bebé con su propia leche.

Como a veces nos hacemos visiones maniqueas de las cosas, eso nos podría llevar a concluir que la crianza mongola es por lo general muy respetuosa con los niños pequeños. Llama la atención sin embargo, que en Mongolia (igual que ocurre en Rusia, según la película Le Premier Cri) aún envuelven y atan fuertemente a los niños nada más nacer, haciéndolos un rollo que no los deja ni moverse. En esta película se aprecia que el bebé mongol permanece durante largos ratos atado, solo, y bocarriba en la cama, mientras su madre realiza las tareas del hogar.

Las familias norteamericana y japonesa, entre los libros y la tecnología, se ven porteando a sus bebés, asistiendo a grupos de madres con gimnasia y música para los niños, leyéndoles, llevándoles a la guardería, compartiendo el baño... e implicando al padre en la crianza y el cuidado.

Pero, al final de todo, no pude evitar quedarme con la sensación de que el libro Becoming the parent you want to be que lee la mamá norteamericana (cuya casa está llena de libros, como la mía), o el de No hitting que lee a su hija, así como todos los juguetes y cachivaches que abarrotan las casas con un estilo de vida industrializado, parecen absolutamente innecesarios y fútiles ante la felicidad de los niños namibios, con las largas y suculentas tetas de mamá siempre a disposición, toda la tierra del mundo bajo sus pies, y el agua clara del manantial que les sacia la sed.

 _______________________
Otros comentarios sobre la película:

En La Butaca.net
En Pequemanía.
En La Guía del Niño
En La estantería de MJ
En La última risa de la lágrima

Tráiler:

10 de mayo de 2011

Novedades editoriales

Por Ileana Medina Hernández

¡La publicación de libros sobre embarazo, parto, crianza, lactancia... es cada vez más abundante! Ya no es posible seguirlos todos ;-)

Os dejo una nota con algunos de los imprescindibles que están siendo publicados en estos días, tres golosinas:

Hoy, martes 10 de mayo, a las 6 de la tarde, el autor estará presentándolo en Madrid, en la sede de LA COCINITA DE CHAMBERÍ.

Desde el momento en que el test da positivo, hay un montón de preguntas que se agolpan en nuestra cabeza: ¿Cómo será el seguimiento del embarazo? ¿Cómo se calcula el calendario? ¿Qué pruebas médicas me harán? ¿El parto duele? ¿Cuál debe ser mi papel como padre de la criatura? El embarazo y el parto son experiencias maravillosas y únicas para los padres. Muchas veces el sistema nos trata como a torpes y nos impide disfrutar plenamente de un proceso tan natural como intenso, mostrándolo casi como un estado de enfermedad.

Emilio Santos Leal, ginecólogo y psiquiatra, nos explica de manera sencilla y amena todo lo que necesitamos saber del embarazo y el parto, para así poder decidir con conocimiento y criterio, huyendo de los prejuicios y estereotipos que tantas veces hemos escuchado.

¡Que no te traten como torpe! ¡Decide cómo vivir y disfrutar tu embarazo!




Cuando un niño está enojado o irritable, lo que busca es satisfacer sus necesidades no cubiertas. Esas rabietas que a tantos padres desesperan no son sino las ideas propias del niño enfrentadas a los deseos de sus padres: no entiende lo que pasa, se ofusca y estalla emocionalmente. Conforme crece, estas rabietas se pasan pero los conflictos familiares siguen formando parte de la convivencia.

Para Rosa Jové, con estas reacciones un niño camina hacia su independencia y la defensa de sus propias ideas. Se trata de una etapa que es preciso pasar y que los padres deben aceptar y entender, sin recurrir a los castigos, porque de lo contrario contribuirán a hacer crónico un problema que tiene fecha de caducidad.

La autora de Dormir sin lágrimas y La crianza feliz ambos publicados con mucho éxito por esta editorial va más allá y nos ofrece también soluciones definitivas para los problemas de comportamiento hasta los 12 años. Y defiende, con sólidos argumentos, la idea que transmiten estas palabras: «Quiéreme cuando menos me lo merezca porque será cuando más lo necesite».


La dra. Ibone Olza, psiquiatra infantil y perinatal, es también profesora en la UAM y participa en grupos de apoyo a la lactancia y en defensa del parto respetado. Ha escrito en la invitación a la presentación del libro en su Facebook:

Los grupos de apoyo a la lactancia son espacios de solidaridad, altruismo y generosidad donde acontecen infinidad de historias entrañables. Hace ya quince años que pertenezco a uno de ellos: Vía Láctea. Escribí HERMANOS DE LECHE conmovida por la fuerza de estas madres, siempre dispuestas a acompañar y ayudar gratuitamente a otras mujeres, fuera de las coordenadas del capitalismo y el consumismo imperantes. Ahora que los hospitales punteros están creando bancos de leche materna para ofrecer la mejor leche del mundo a bebés prematuros o enfermos, he querido contar esta historia que recrea una realidad afortunadamente cotidiana. Lactancias prolongadas, compartidas, divertidas y celebradas, los vínculos que se crean son ...¡la leche!

La paz mundial comienza en casa

Si esto es lo que hacemos con lo que más queremos, con lo más frágil y hermoso:




¿Qué haremos con el resto de la humanidad?


La paz mundial comienza en casa

CRIANZA CON RESPETO
0 maltrato infantil
0 violencia doméstica

9 de mayo de 2011

Dr. Mario Alonso Puig: "Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando".

Reproduzco esta entrevista realizada al Dr. Mario Alonso Puig, Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo, Fellow de la Harvard University Medical School y miembro de la New York Academy of Sciences y de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia.


Vía|Noticias dislocadas

Psiconeuroinmunobiología.

El efecto de las palabras no dichas…

Entrevista al Dr. MARIO ALONSO PUIG. Cirujano


Tengo 48 años. Nací y vivo en Madrid. Estoy casado y tengo tres niños. Soy cirujano general y del aparato digestivo en el Hospital de Madrid.

Hay que ejercitar y desarrollar la flexibilidad y la tolerancia. Se puede ser muy firme con las conductas y amable con las personas. Soy católico.

Acabo de publicar Madera de líder (Empresa Activa).

ENTRENAR

Hasta ahora lo decían los iluminados, los meditadores y los sabios; ahora también lo dice la ciencia: Son nuestros pensamientos los que en gran medida han creado y crean continuamente nuestro mundo.

"Hoy sabemos que la confianza en uno mismo, el entusiasmo y la ilusión tienen la capacidad de favorecer las funciones superiores del cerebro. La zona prefrontal del cerebro, el lugar donde tiene lugar el pensamiento más avanzado, donde se inventa nuestro futuro, donde valoramos alternativas y estrategias para solucionar los problemas y tomar decisiones, está tremendamente influida por el sistema límbico, que es nuestro cerebro emocional. Por eso, lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando". Hay que entrenar esa mente.

-Más de 25 años ejerciendo de cirujano. ¿Conclusión?

-Puedo atestiguar que una persona ilusionada, comprometida y que confía en sí misma puede ir mucho más allá de lo que cabría esperar por su trayectoria.

-¿Psiconeuroinmunobiología?

-Sí, es la ciencia que estudia la conexión que existe entre el pensamiento, la palabra, la mentalidad y la fisiología del ser humano. Una conexión que desafía el paradigma tradicional. El pensamiento y la palabra son una forma de energía vital que tiene la capacidad (y ha sido demostrado de forma sostenible) de interactuar con el organismo y producir cambios físicos muy profundos.

-¿De qué se trata?

-Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo en un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante seis horas. El distrés, esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal.

-¿Qué tipo de cambios?

-Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo. Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

-¿Tenemos recursos para combatir al enemigo interior, o eso es cosa de sabios?

-Un valioso recurso contra la preocupación es llevar la atención a la respiración abdominal, que tiene por sí sola la capacidad de producir cambios en el cerebro. Favorece la secreción de hormonas como la serotonina y la endorfina y mejora la sintonía de ritmos cerebrales entre los dos hemisferios.

-¿Cambiar la mente a través del cuerpo?

-Sí. Hay que sacar el foco de atención de esos pensamientos que nos están alterando, provocando desánimo, ira o preocupación, y que hacen que nuestras decisiones partan desde un punto de vista inadecuado. Es más inteligente -no más razonable- llevar el foco de atención a la respiración, que tiene la capacidad de serenar nuestro estado mental.

-¿Dice que no hay que ser razonable?

-Siempre encontraremos razones para justificar nuestro mal humor, estrés o tristeza, y esa es una línea determinada de pensamiento. Pero cuando nos basamos en cómo queremos vivir, por ejemplo sin tristeza, aparece otra línea. Son más importantes el qué y el por qué que el cómo. Lo que el corazón quiere sentir, la mente se lo acaba mostrando.

-Exagera.

-Cuando nuestro cerebro da un significado a algo, nosotros lo vivimos como la absoluta realidad, sin ser conscientes de que sólo es una interpretación de la realidad.

-Más recursos...

-La palabra es una forma de energía vital. Se ha podido fotografiar con tomografía de emisión de positrones cómo las personas que decidieron hablarse a sí mismas de una manera más positiva, específicamente personas con trastornos psiquiátricos, consiguieron remodelar físicamente su estructura cerebral, precisamente los circuitos que les generaban estas enfermedades.

-¿Podemos cambiar nuestro cerebro con buenas palabras?

-Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906, dijo una frase tremendamente potente que en su momento pensamos que era metafórica. Ahora sabemos que es literal: "Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro".

-¿Seguro que no exagera?

-No. Según cómo nos hablamos a nosotros mismos moldeamos nuestras emociones, que cambian nuestras percepciones. La transformación del observador (nosotros) altera el proceso observado.

No vemos el mundo que es, vemos el mundo que somos.

-¿Hablamos de filosofía o de ciencia?

-Las palabras por sí solas activan los núcleos amigdalinos. Pueden activar, por ejemplo, los núcleos del miedo que transforman las hormonas y los procesos mentales. Científicos de Harvard han demostrado que cuando la persona consigue reducir esa cacofonía interior y entrar en el silencio, las migrañas y el dolor coronario pueden reducirse un 80%.

-¿Cuál es el efecto de las palabras no dichas?

-Solemos confundir nuestros puntos de vista con la verdad, y eso se transmite:

La percepción va más allá de la razón. Según estudios de Albert Merhabian, de la Universidad de California (UCLA), el 93% del impacto de una comunicación va por debajo de la conciencia.

-¿Por qué nos cuesta tanto cambiar?

-El miedo nos impide salir de la zona de confort; tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de esa zona.

-La mayor parte de los actos de nuestra vida se rigen por el inconsciente.

-Reaccionamos según unos automatismos que hemos ido incorporando. Pensamos que la espontaneidad es un valor; pero para que haya espontaneidad primero ha de haber preparación, si no sólo hay automatismos. Cada vez estoy más convencido del poder que tiene el entrenamiento de la mente.

-Déme alguna pista.

-Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos "voy a hacer esto" y no lo hacemos alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.

-Ver lo que hay y aceptarlo.

-Si nos aceptamos por lo que somos y por lo que no somos, podemos cambiar. Lo que se resiste, persiste. La aceptación es el núcleo de la transformación.

"SEAMOS EL CAMBIO QUE QUEREMOS VER EN EL MUNDO"
M. Gandhi

6 de mayo de 2011

La vida es sencilla

Por Ileana Medina Hernández

"Biológicamente somos seres adictos al amor"
H. Maturana

La vida es mucho más sencilla de lo que imaginamos: amor, placer, felicidad por un lado (cuando lo sentimos, se activan hormonas como la oxitocina y opiáceos del placer, las endorfinas); dolor, miedo, sufrimiento, odio, violencia, por el otro (se activan la adrenalina, la hormona de la huida; y el cortisol, las hormonas del estrés).

Nuestro cerebro y nuestro sistema nervioso-emocional se configuran principalmente a partir  de unas o de otras: a partir del amor y el placer (o del miedo y el displacer) que sintamos en los primeros momentos, meses y años de vida, en la vida prenatal y en los primeros años, cuando el cerebro se está conformando.

La represión del amor y el placer (y por tanto un diseño de nuestra red neuronal para la lucha, un cerebro empapado en hormonas del estrés) se transmite inconscientemente de generación en generación a través de una crianza autoritaria, desapegada, fría, adultocéntrica y muchas veces violenta.

Luego, para "reprogramar" a lo largo de la vida el cerebro para la felicidad, hay que hacer un gran esfuerzo, pero no es imposible. El cerebro es plástico.

Placer, displacer. Así de simple.

Somos seres adictos al amor, o sea, al placer. A los subidones de oxitocina y de los neurotransmisores del placer. Todas las adicciones son sucedáneos del amor.

La Civilización se ha basado en la represión del amor, de la sexualidad y del placer desde el momento del nacimiento (o sea, en la violencia y la neurosis), y en el enaltecimiento del deber y el sacrificio, para que podamos ser esclavos del trabajo o soldados de los ejércitos.

María Jesús Blázquez: "La educación comienza antes del nacimiento".

"La educación comienza antes del nacimiento. En el vientre materno la criatura experimenta reacciones de rechazo, amor, ansiedad y alegría. Madre y criatura se comunican a través de tres canales de comunicación, el molecular, el sensorial, el intuitivo y las hormonas. En la vida intrauterina comienza el aprendizaje del niño y la niña y a partir del nacimiento miles de neuronas crecen, se desarrollan y se conectan.

Las investigaciones desde el campo de la Psicología, la Nutrición y la Neurobiología, indican que los primeros años de vida son críticos en la formación de la inteligencia, la personalidad y las conductas sociales. Toda experiencia temprana, a partir de la concepción, afecta en la arquitectura del cerebro. La inteligencia de las personas depende de esas conexiones, y su estructura y organización resultan determinadas por las interacciones con el medio. Salud y amor son inseparables, tanto para sí mismo como para los demás. La salud mental conlleva la capacidad de amar."


Hoy tengo que compartir un nuevo artículo de María Jesús Blázquez, catedrática de Biología-Geología y creadora de la asociación Vía Láctea y del Foro de Maternidad de Jaca cuyas imprescindibles aportaciones otras veces hemos compartido por aquí.

La profesora Blázquez ha elaborado además un completo programa para impartir en la Enseñanza Secundaria los conocimientos básicos sobre La Ecología al comienzo de nuestra vida, que incluye los temas siguientes:

El útero como primer hábitat del ser humano.
La naturaleza cíclica de la mujer.
La fertilidad.
La maternidad también es sexualidad.
El parto desde la perspectiva de la Ecología.
El cuerpo de la madre es el hábitat del recién nacido.
Amamantar: acto de salud.
La importancia del sentido del tacto en las relaciones humanas.

En este artículo, la profesora Blázquez explica con detenimiento la necesidad de incorporar estos conocimientos en la Enseñanza Reglada: "es necesaria una revisión curricular, de la Educación Secundaria y Bachillerato, y las programaciones de las diferentes especialidades universitarias, para incluir los temas de la Ecología al comienzo de nuestra vida, por su trascendencia para la salud y el bienestar de las personas y la sociedad."


Este texto fue publicado inicialmente en la revista Medicina Naturista, en su volumen 5, número 1, de enero-junio de 2011 y lo he conocido gracias al blog Simbiosis, imprescindible en la divulgación de los nuevos paradigmas científicos de comprensión de la biología y la salud humana.

Para leerlo completo pincha aquí:

4 de mayo de 2011

Sólo un 11% de las madres europeas prefiere trabajar a tiempo completo

Por Ileana Medina Hernández

Encuesta sobre las madres en Europa 2011: "Las madres rechazan que su vida esté controlada por la imposición de un modelo estandarizado, basado exclusivamente en criterios económicos."




Vía mamá de Mateo me he enterado de este estudio, y de la existencia de un Movimiento Mundial de Madres, que desde ¡1947! "representa a las madres y sus familias ante las instituciones nacionales e internacionales y tiene el Estatus Consultivo General de Naciones Unidas. Igualmente trata de sensibilizar a los dirigentes políticos y a la opinión pública, sobre el papel crucial de las madres en la promoción de la paz y su contribución al progreso social y económico."

¡Qué bonito descubrimiento!

Los datos que aporta este informe son de enorme interés. Según Eurofound, el 78% de las mujeres europeas mayores de 18 años, somos madres. La "igualdad" real de derechos de la mujer pasaría por escuchar lo que de verdad pensamos las mujeres y madres.

Para ello, los resultados de esta Encuesta sobre las Madres en Europa 2011 deberían ser tomados en cuenta por las autoridades, si aspiran a que sus programas políticos comiencen a ajustarse un poco a la realidad.

Según esta encuesta, el 63% de las madres desearíamos trabajar a tiempo parcial. Un 26% desea dedicarse por completo a su familia, y sólo un 11% desea trabajar a tiempo completo.

Soñemos: ¿Y si la verdadera conciliación e "igualdad" estuviera en que toda la sociedad se pareciera a las madres? ¿En que la mayoría de los hombres y mujeres trabajaramos a tiempo parcial para estar más tiempo con nuestras familias? ¿En fin, en que la jornada laboral se redujera a la mitad?

¿Si la solución para aumentar el empleo, para repartir la riqueza, para salir de la crisis, para humanizar la sociedad y para criar hijos para la paz y la felicidad, en lugar de estar en abandonar a nuestros hijos nada más nacer, como dijo el Ministro, estuviera precisamente en escuchar a las madres, y en REDUCIR LA JORNADA LABORAL PARA TODOS, como ya predijeron en su día John M. Keynes o Bertrand Russell?

¿Si la solución estuviera, como he dicho en otras ocasiones, en que todos, hombres y mujeres, trabajáramos "un poco" y dedicáramos otra parte de nuestra jornada a disfrutar, educar y estar con nuestros hijos?

Es cada vez más evidente que la reducción del "malestar en la cultura" pasa por una sociedad más "maternada": por más tiempo dedicado a los afectos y menos a la explotación laboral; por una "feminización" social, entendida ésta como más amor, más yin, más ternura, más vínculo.

Mientras soñamos, os dejo con los resultados del estudio LO QUE IMPORTA A LAS MADRES EN EUROPA, que son muy ilustrativos:

1. Cuando una mujer se convierte en madre, experimenta un cambio profundo e irreversible en su visión de las cosas, sus prioridades y preferencias. Quiere poder hablar por sí misma y que sus puntos de vista sean tomados en consideración por los dirigentes políticos.

2. Para las madres es vital el bienestar de sus hijos y en un alto porcentaje (89%), en ciertas etapas de su vida, desean estar y ocuparse personalmente de ellos.

3. Un 74% de las madres, también quieren participar en el mercado de trabajo remunerado, en determinados períodos. Sin embargo, la mayoría demandan la posibilidad de conciliar su empleo con las necesidades de cada niño, según edad y número. A partir del tercero, las madres, la mayoría de las veces, reconsideran el uso de su tiempo y optan frecuentemente a favor de la familia. Su nivel de satisfacción aumenta con su elección.

4. En las actuales circunstancias, es difícil criar y educar a los niños, teniendo un empleo a tiempo completo: de cada 3 madres, más de 2 preferirían un trabajo a tiempo parcial, pero sólo 1 de cada 3 tiene esa oportunidad. Las madres rechazan que su vida esté controlada por la imposición de un modelo estandarizado, basado exclusivamente en criterios económicos.

5. Quieren tener la opción de elegir y para ello necesitan que se les apoye en su elección:

a. Para el cuidado de la familia

• Una prestación que les permita la elección parental de ocuparse de sus hijos.

• Una política fiscal que apoye a la familia: separación de ingresos, deducciones para las personas dependientes, reducción del IVA para bienes y servicios de la infancia.

• El reconocimiento del trabajo en el hogar para el cálculo de las pensiones.

b. Referente al empleo: hay una etapa en la maternidad y la educación de los hijos, durante la cual las madres necesitan una adaptación específica de sus horarios laborales.

• Más oportunidades de trabajo a tiempo parcial

• Mayor flexibilidad de horarios teniendo en cuenta los escolares y las vacaciones.

• Más y mejores guarderías, incluyendo las ubicadas en los centros de trabajo.

• Prolongación de los permisos de maternidad y paternidad.


6. Teniendo en cuenta la caída de la natalidad y las necesidades demográficas de una sociedad envejecida, es necesario escuchar a las madres respetando y valorando el papel que realizan.

7. Las madres dicen recibir ayuda de su marido/pareja y familiares para el cuidado de los hijos y las tareas domésticas.

A su vez dedican parte de su tiempo a ayudar a parientes, vecinos y realizan voluntariado a la comunidad.

8. Cuantos más hijos tienen, más dependen de la ayuda económica presente y futura de su marido/pareja (incluyendo su jubilación)

9. Las madres solicitan que, tras el período de embarazo y crianza de sus hijos, se facilite su regreso al mercado de trabajo.

10. Durante su jubilación, son muchas las madres que ayudan a sus mayores y hacen voluntariado.


Claramente, las madres quieren que las familias sean consideradas como fuente de cohesión social y como recurso para toda la sociedad. Al criar y educar a sus hijos están trabajando por el futuro de nuestra sociedad.

Señores políticos: ¿Y si contemplan todo esto en sus programas, tanto para las madres como para los padres, optativamente en cada familia? ¿Si no son sólo las madres, sino también los padres, todos, los que exigiéramos poder dedicar más tiempo y calidad a la crianza de nuestros hijos? ¿Si cambiamos el modo de comprender la "igualdad", no hacia la vorágine de una sociedad deshumanizada, sino hacia el CUIDADO de los niños, ancianos... de todos?

¿Y si es desde ahí desde dónde puede avanzarse hacia una sociedad más justa realmente, no sólo entre hombres y mujeres, sino también entre ricos y pobres, entre desarrollo y subdesarrollo, entre niños, adultos y ancianos, realmente entre todos, respetando la pluralidad y la diferencia?