31 de marzo de 2013

Sobre el patriarcado

Por Ileana Medina Hernández

El Patriarcado es una Neurosis colectiva. Está en todos nosotros, en los hombres y en las mujeres. También -y en grado sumo- en algunas mujeres que se consideran a sí mismas anti-patriarcales. Todos somos víctimas y victimarios, en alguna medida, unos más que otros.

El patriarcado ha caracterizado toda una etapa del desarrollo humano, más o menos desde el neolítico hasta hoy. Se caracteriza por el predominio del Ego, la Competitividad, la Dominación de unos seres humanos sobre otros, la Separación Mente/Cuerpo, el Pensamiento Binario, y la Represión Sexual y Emocional que lo hace posible (y todos sus derivados: el machismo, el trabajo enajenado, la desigualdad, la jerarquía, etc...)

El patriarcado se basa en el Miedo, el Desamor, el Displacer, la Violencia. También la violencia física, verbal, cultural o estructural que ejercemos unas mujeres sobre otras.

Se reproduce generación tras generación a través de la Crianza Autoritaria, anti-mamífera, violenta, fría y adultocéntrica sobre las crías humanas. A través de la privación afectiva y la negación de la realidad emocional, que crea seres frígidos, acorazados y enajenados de nosotros mismos.

Para que pueda funcionar tiene que ser Inconsciente, pues desde que se hace consciente, el Miedo, el Autoengaño y la Negación que lo sostienen, por sí solos desaparecen.

Por eso, la superación del patriarcado no pasa por el feminismo, el comunismo, el anarquismo ni ningún -ismo... sino solamente por el desarrollo de la Conciencia individual y colectiva. 


(Para saber más: Claudio Naranjo, La mente patriarcal )

17 comentarios:

  1. Hola Ileana:
    Acostumbro a leer este blog porque está lleno de artículos excelentes que dan en el clavo, como este de hoy.
    Yo también creo que todos esos -ismos que citas no son sino reversiones del mismo esquema capitalismo-patriarcado, marcados por palabras como dominio, autoridad y enajenación. El camino es la entrada de nuevos valores, como la cooperación y la conciencia personal. Saludos desde aturant-meenelcami.blogspot.com.

    ResponderEliminar
  2. Claro, bien claro.
    Gracias Ile!!
    (El puerperio deja en nosotras mucha más Luz jeje)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los bebés son los maestros :-)
      Besos, Lili!

      Eliminar
  3. Coincido con mucho de lo que escribes, efectivamente el patriarcado es una 'neurosis colectiva'. Además pienso que es un estado desequilibrado que crea muchísimas perturbaciones a nivel psíquico y somático que ha hecho que perdamos nuestras consciencia ecológica por ejemplo, pues hoy en día es más que evident que el humano destruye y se autodestruye. Creo que el hecho que todos y todas seamos hombres y mujeres patriarcales no quita que se pueda ser antipatriarcal, aunque el abanico de estos ultimamente se ha acrecentado bastante incluso hay antipatriarcales que están contra de la sexualidad femenina sin saber incluso que es esto, antipatriarcales que están contra el placer del cuerpo, antipatriarcales que defienden el mecanicismo de la vida... en fin.... lo cierto es que el patriarcado está infiltrado por todos los poros de nuestra sociedad y se ha creado y crea los mecanismos para expandirse exponencialmente, desde mi perspectiva (una vision con alternativas utópicas por ahora) una de las instituciones que ayuda a su reproducción es la familia triangular (con matrimonio o sin el) que ha mutilado a las comunidades que harían que pueda paliarse un poco. La dominación y la sumisión son definitivamente algo que es latente en todas las estructuras patriarcales modernas.
    Tengo dos artículos relacionados al Patriarcado:
    http://crianzaysociedad.blogspot.fr/2010/05/proyecto-patriarcado.html
    http://crianzaysociedad.blogspot.com/2011/08/que-es-el-patriarcado-o-sociedad-de-la.html

    ResponderEliminar
  4. Me gusta Ile, como siempre, ya no por lo que escribes, es esa capacidad de síntesis rotunda que tienes, irrebatible e irrefutable, de decir la palabra exacta en el lugar adecuado, tu dominio del lenguaje. Y Claudio Naranjo, siempre inspirado, no veas que sabiduría, eso sí, se va por las ramas...cuando lo fui a ver, llegaba un punto en el que decía..."de qué estábamos hablando?" jajjajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno! Que me ruborizas! Gracias por los piropos.
      Me encantaría hacer el SAT, una de las tantas cosas que me encantarían :-)
      Besos!

      Eliminar
  5. Qué gran lucidez. Genial el enlace y la visión. Me parece acertadísimo. En el clavo de lleno!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chile tiene dos tipos cojonudos: Claudio Naranjo y Alejandro Jodorowsky ¡sin desperdicio! :-)
      Gracias, Pitima, abrazos!

      Eliminar
  6. Hola Ileana, este finde me ha pillado quitándome las pelusas de los bolsillos del alma y creo que tu conclusión es exactamente lo que vislumbraba sin alcanzar.
    En mi caso reflexionaba sobre la manera en que nos apropiamos de ideologías o filosofías en la forma de "tener", la forma patriarcal por excelencia, convirtiéndonos en fanáticos de lo que sea. LO QUE SEA. Por muy digna, justificada, verídica o loable que sea nuestra causa, si nos la apropiamos y la convertimos en parte de la identidad de nuestro ego, ya no la vivimos, la tenemos: es una propiedad a defender. Nos volvemos fanáticos y somos capaces de cualquier cosa por defenderla, hasta la neurosis, la disonancia cognitiva, la justificación de lo inmoral, separando entre amigos y enemigos.
    En mi vida ahora mismo, llegado el punto en que pude identificar todo eso en mi misma y aterrorizarme con lo que había llegado a racionalizar, estoy en un punto de absoluta desconfianza hacia cualquier conclusión a la que pueda llegar mi ego pensante, porque está lleno de patrones que me cuesta alcanzar. Patrones inconscientes.
    Te estoy soltando un rollo tremendo, perdona, todo esto es para decirte que enfocar el antipatriarcado desde el "tener" nos lleva a otro callejón sin salida. Enfocar el matriactivismo, el feminismo, el cambio de paradigma,¡ lo que sea! desde el "tener", es decir desde patrones de pensamiento patriarcal creo no nos llevará a ningún sitio salvo a la violencia.
    Pero ¿entonces qué? Cuando salga, si salgo, de este estado de misantropía postraumática igual puedo aportar algo más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé quién eres, pero sigue quitando pelusas que te has iluminado! :-)
      Entonces qué? El camino individual de la conciencia, iluminar la propia sombra, y cada uno que echa luz y se atreve a ser, ayuda a ser a los demás. Es lo único.
      Abrazos!

      Eliminar
  7. Gracias Ileana por este Post. No me deja de impresionar como el Patriarcado ha moldeado y moldea tantos aspectos de nuestra vida, sociedad y hasta del medio ambiente. Esta visión sobre el "Hombre sobre Natura"....Llega a dar miedo!. ¿Algún día podermos salir de esto?

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo, aunque el patriarcado, en muchos casos, depende de manera individual del caracter y la relación que se establece entre los miembros, y en la mayoria de los casos, varia segun la cultura y geografia de donde se desarrolla.
    A lo que voy, que no todos los patriarcados son iguales, ni los patriarcas se parecen ni por asomo. Me imagino que este término tiene que variar inmensamente de tratarse de un patriarcado en Afganistán a un patriarcado en España.

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  9. Me parece que para la liberación de la consciencia es necesario partir de ciertas herramientas teórico-prácticas que nos permitan indagar, conocer y reflexionar acerca del constructo que somos y las nociones discursivas que reproducimos y proyectamos.
    El feminismo ha sido, y es, una de esas herramientas tan fundamentales que han permitido, no solo el avance cultural, social, político, espiritual y económico de las mujeres, sino también la reconciliación con el hombre y el acercamiento a una forma de pensar más libre, fuera de la línea de contrarios (a lo que juegan las teorías queer, por ejemplo). El feminismo funciona como un hilo del que se va tirando. Cada tirón sirve para deconstruir nociones y construcciones que habíamos naturalizado/normalizado hasta ese momento. Así dejamos de lado argumentos biologicistas y modernos, nos adentramos en la voluntad de reconstruirnos como seres y dilucidamos que el heteropatriarcado, como sí se plantea en el post, no habla solo de mujeres y hombres, de heterosexuales y homosexuales, sino de relaciones dominantes de poder que nos oprimen y reprimen a todxs.

    El feminismo, por poner un ejemplo, es vehículo enriquecedor para revisionar la historia del pensamiento, la producción artística, la creación de estereotipos y paradigmas sociales, como se hace desde enfoques antropológicos que siguen esta línea.

    Restar a un -ismo su poder histórico y estratégico me resulta una opción que no atiende a la complejidad estructural que conforma nuestra forma de vincularnos lxs unxs con lxs otrxs y con nosotrxs mismxs. En el momento en que un -ismo alimenta la conciencia y busca, de hecho, el empoderamiento, el autoconcepto y el autodesarrollo, con todas sus implicaciones, ¿para qué deshacerse de él?

    ResponderEliminar
  10. Hola Ileana, como siempre es un placer leer este lugar tan lleno de camino y conciencia, felicidades por tu nueva maternidad, quería pedirte ayuda, mira necesito enviar información crítica sobre los vientres de alquiler a unas personas que quieren apoyar el discurso de la subrogación y sé que tú tendrás algo elaborado con esa forma que tienes tan profunda de explicarlo todo, y se me ocurrió que aunque sé que estarás súper liada si pudieras decirme de algún artículo que hayas escrito, claro que siempre lo enviaré con tu reseña claro, para explicar mejor porqué no estoy de acuerdo con los vientres de alquiler, me parecen el colmo de esta sociedad tan violenta.
    Muchas gracias de antemano, quería explicarte más a fondo porqué lo necesito pero lo haría por imail. Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me escapó este mensaje, lo siento :-(
      Gracias por tus palabras. Varias veces he estado tentada de escribir un artículo sobre los vientres de alquiler, y no lo he hecho, ahora me das un motivo más ;-)
      Ya te he dejado mi email por Facebook.
      Un abrazo!

      Eliminar