17 de mayo de 2013

Ser madres con lo que tenemos

Por Ileana Medina Hernández



Con nuestros traumas.
Nuestras infancias heridas.
Nuestras miserias y nuestros miedos.
Con nuestras historias familiares de horror y misterio.
Nuestras rabias y nuestras fobias.
Nuestras imperfecciones.
Nuestros kilos de más.
Nuestros euros de menos.
Nuestros trabajos alimenticios, de supervivencia.
Nuestras mañanas desquiciadas.
Nuestros gritos y nuestras lágrimas.
Nuestras madres niñas. Nuestras suegras brujas.
Nuestras cicatrices.
Nuestras enfermedades.
Nuestros pueblos feos.
Nuestros vecinos ruidosos.
Nuestros políticos estúpidos, corruptos, repugnantes.
Nuestras escuelas decimonónicas, tristes, cuadriculadas.
Nuestros maridos currantes, intentando ser hombres, amantes, amables, y no morir en el intento.
Nuestros divorcios.
Nuestro estrés.
Nuestros años.
Nuestra soledad.
Nuestros partos robados, anestesiados, maltratados.
Nuestras lactancias agrietadas, dolorosas, imposibles.
Nuestra neurosis.
Con este mundo asfixiante que no está diseñado para tener hijos y no lo pone nada fácil, pero los niños son lo único que lo hace más habitable, más esperanzador.
Ser madres como podemos.
Ese es el mérito.

24 comentarios:

  1. Gracias! Da ánimos leer este texto :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ileana, tal cual... la vida misma... ese es el mérito

    ResponderEliminar
  3. Os lo dije hace unos meses: En un futuro más próximo del q yo misma pensaba, habrá gestación externa. Quien habla de ello, es una mujer, por cierto:
    http://www.redesparalaciencia.com/8576/redes/redes-150-la-reproduccion-sin-embarazo

    El futuro ya está aquí. Pero aún no ha llegado a todos.

    ResponderEliminar
  4. Ole, ole y ole y ole.
    Eres grande como una montaña mágica.
    G R A C I A S.
    Ole.

    ResponderEliminar
  5. Pues sí Ileana.... pues sí.... Has puesto palabras a mis pensamientos y a los de todas las madres, a la vida misma...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS.... que he dado a enviar sin decirtelo.

      Eliminar
  6. Precioso Ileana!

    ResponderEliminar
  7. esta mañana me levanté con este pensamiento... los malabarismos que se llegan a hacer cada día para intentar ser madre
    intentando llegar a todo, pero con la sensación de no llegar a nada

    lo has pasado a palabras magníficamente

    GRACIAS

    ResponderEliminar
  8. Increíble Illena. Me emocionas.

    ResponderEliminar
  9. Precioso Ileana y cargado de razón!!

    Una abrazo,
    Laura

    ResponderEliminar
  10. que maravilla, sobre todo en estos tiempos de autoexigencias forzadas, gracias :)

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito y me veo reflejada, como si lo hubiera escrito yo. Lo he compartido en facebook, con la referencia, por supuesto. ¡Gracias!. Un abrazo. Isa Almería.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por estas palabras. Qué buena sincronía. Se agradecen mucho también por parte de quienes no somos madres. De quienes nunca nos hemos considerado suficientemente buenas, pulidas, y/o con las condiciones idóneas para ser madres, aunque nuestras entrañas gritaran o griten otra cosa. Realmente, no somos perfectas, nunca lo seremos, nadie lo fue antes que nosotras, y nadie lo será, por más que nos responsabilicemos de crecer, aprender, sanar, y por más que quisiéramos solitas reparar el mundo en presente y a la retrospectiva para que la llegada de nuevos seres fuera perfecta, completamente indolora y placentera. Y resulta que, en realidad, este anhelo resulta sumamente arrogante: ¿cómo es que nos creemos que nosotras solitas podemos cargar con el peso del mundo, ni siquiera de todo un linaje? y aunque pudiéramos, ¿cómo es que pensamos que nos correspondería a nosotras solas hacerlo?.
    Gracias mil, otra vez, por tus palabras.

    ResponderEliminar
  13. gracias Ileana! Con todo eso. Hoy tus palabras me vienen tan bien!

    Valeria

    ResponderEliminar
  14. Excelente! Palabras que describen lo que nos cuesta a veces ser madre pero que claramente vale la pena el esfuerzo.

    ResponderEliminar
  15. Sí, madres imperfectas -por suerte- pero al fin y al cabo, madres que intentan hacerlo lo mejor que pueden. Gracias por tu bonito poema. Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Maravilloso, sin más palabras. GRACIAS, reconforta saber que compartimos inquietudes. Con tu permiso, linkeo ;)

    ResponderEliminar
  17. hoy que me siento especialmente vencida por ese mundo de ahi afuera que dicta como tiene que ser la vida sin darnos nada a cambio, hoy que me siento una madre pequenyita, llena de dudas, carente de respuestas delante de 2 personitas que crecen a pesar de mi, hoy que quisiera ser la mejor madre para mis pequenyos pero me falta inspiración y me sobra monotonía, hoy que aun así me digo una vez más que no me moveré de mi papel de entrega aunque me tachen de loca, hoy tus palabras vienen a ser un bálsamo para ese cordón virtual que me une a mis hijos y a la VIDA y el azar me condujo hasta ellas.

    ResponderEliminar
  18. Y en México somos madres con nuestros "Góngoras", personajes que incumplen con las obligaciones hacia los hijos que procrearon. https://www.facebook.com/BastaDeGongorasEnMexico?fref=ts

    ResponderEliminar
  19. Triste y verdad al mismo tiempo....
    podrias escribirme? willydekid@yahoo.de
    Saludos y sigue adelante con tu blog!

    ResponderEliminar
  20. Saludos. Bella reflexión.

    Difundido aquí:

    http://www.scribd.com/doc/142294981/Prado-Esteban-Vivir-amar-y-criar-en-la-realidad-de-mundo-Una-pedagogia-para-tiempos-de-crisis-y-desolacion

    (al final)

    Un abrazo

    ResponderEliminar