24 de febrero de 2014

Dato importante: el 85% de las mujeres trabajadoras querrían tener más hijos de los que tienen

«En Mujer e Igualdad de Trato. Análisis de la maternidad en la Unión Europea (Ediciones Cinca, 2011) de María Teresa López López, que se basa en los datos facilitados por el  INE (Instituto Nacional de Estadística) y Eurostat  (Oficina Europea de Estadística) se revela que en Europa hasta un 51% de las mujeres que trabajan no tienen hijos, y una de las principales razones aludidas es la falta de conciliación laboral y familiar, jornadas laborales prolongadas, rígidas y con falta de sensibilidad por parte de la industria, estas son algunas de las razones de más peso para no querer (o no poder) ser madres. 

En el caso del Estado español, el 49% de las mujeres que trabajan no tienen hijos, un 27% tiene un solo hijo, un 20% dos, y sólo un 4% tiene tres o más” y concluye el estudio que el 85% de las trabajadoras querrían tener más hijos, es decir que el 85% de las mujeres que trabajan no tienen los hijos que desean.»

(Tomado de:  Esteban Diezma, Prado: Debates adulterados)
Autoras: Mª Teresa López López, Mónica Gömez de la Torre del Arco y Aurelia Valiño Castro
ISBN: 978-84-96889-84-2
Páginas: 160 páginas
Fecha de publicación: febrero 2011
Formato: 17 x 24 cm
No se puede negar que hombres y mujeres somos idénticos en capacidades, derechos y obligaciones, pero no lo somos en nuestras realidades biológicas. Buscar o fomentar actuaciones idénticas y obligar a tener los mismos comportamientos a todos –hombres y mujeres– es un objetivo poco acertado además de imposible de alcanzar. Las acciones a favor de la igualdad deben respetar e incluso proteger las desigualdades que nos vienen dadas por nuestra propia naturaleza, entre las que se encuentra la maternidad.
Este libro tiene por objeto avanzar en el conocimiento de la maternidad en los estados de la Unión Europea. Del análisis estadístico que se lleva a cabo se desprende que se trata de un colectivo sometido a una doble discriminación, cuyo origen está en el hecho de ser mujer y ser madre.
Los datos muestran que las mujeres europeas están siendo empujadas a renunciar a la maternidad y la tradicional expresión utilizada por algunos autores del doble sí: muchas mujeres dicen sí a la maternidad y sí al trabajo, ya no es una realidad. La maternidad no debe ser un obstáculo para que la mujer desempeñe un trabajo remunerado, pero tampoco el ejercicio de un trabajo remunerado debe ser un obstáculo para el ejercicio de un derecho básico como la maternidad.
En este trabajo se cuantifican y analizan los cambios producidos en los comportamientos de las mujeres europeas en relación a la maternidad y se presentan indicadores que hacen visible las desigualdades a las que este colectivo está sometido. También se ofrecen propuestas de actuación en materia de políticas públicas de familia para avanzar en el reconocimiento del trabajo que llevan a cabo, aunque no perciban remuneración alguna por su desempeño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada