28 de marzo de 2014

El maltrato

Estas campañas deberían hacerse también para las niñas y niños. Ninguna forma de violencia está justificada y la violencia sobre los infantes es el origen de todas las demás formas de violencia.

Por Ileana Medina Hernández

En el fondo todo el mundo sabe lo que es maltrato. Todos lo sabemos y sentimos. Quizás más todavía quienes defienden algunas formas de maltrato (el "cachete a tiempo" o cosas así), puesto que ellos mismos fueron maltratados. El maltrato, tanto si se sufre como si se comete, se siente en el cuerpo como el malestar que es.

Quienes racionalizan defensas del maltrato lo hacen precisamente para intentar apagar ese malestar del cuerpo, creen que diciéndose a sí mismos que no lo es, disminuyen su impacto, reducen la disonancia cognitiva. Apagan el cuerpo y encienden una teoría, poco esperanzadora. Se desconectan. Y lo siguen trasladando hacia otros.

La negación del maltrato es una estrategia que tuvimos que diseñar de niños: -mi madre me quiere -mi madre me pega -si mi madre me pega, será que pegar no es malo, necesito creer que eso que hace mi madre no es maltrato, puesto que necesito confiar en mi madre para sobrevivir. Así, lo normalizamos, lo racionalizamos y apagamos sus señales en nuestro cuerpo, aumentando con mucho las probabilidades de convertirnos de nuevo en futuras víctimas o verdugos, con nuestras parejas y sobre todo con nuestros hijos... transmitiendo de generación en generación la cadena del maltrato. 

Todas las madres y padres, incluso los que somos felices siéndolo e intentamos ser conscientes y respetuosos, podemos tener días en que nos desbordamos, que perdemos la paciencia, que nos pueden las carencias propias, el cansancio, nuestro historial de violencia intrafamiliar, días que perdemos los papeles... Pero hay una importante y gran diferencia entre reconocerlo como error, y pretender legitimarlo, quitarle importancia o, peor aún, disfrazarlo de autoridad necesaria. 


Hacia otro tipo de educación:


No existe la "buena zurra", por Alice Miller

Criar sin azotes, serie de artículos publicados por Mireia Long en Bebés y Más

Excusas para pegar a mi hijo, serie de artículos por Ramón Soler en Mente Libre

Paciencia para criar, ¿de dónde la sacamos?, serie de entrevistas publicada por Berna Iskandar en Inspirulina


¿Qué le enseñas a tu hijo (de verdad) cuando le das un cachete?, por Pilar Martínez en Maternidad Continuum

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada