11 de marzo de 2016

Sólo antipsicóticos y antineoplásicos implicarían la suspensión de la lactancia materna

LACTANCIA Y MEDICAMENTOS

Sólo antipsicóticos y antineoplásicos implicarían la suspensión de la lactancia materna

José María Paricio, pediatra y subdirector médico del Hospital Francesc de Borja, de Gandía (Valencia), defiende que la lactancia materna es segura incluso con la ingesta habitual de farmacos.
Enrique Mezquita. Valencia | redaccion@correofarmaceutico.com 

Tomado de: Correo Farmacéutico 08/03/2016

La leche materna con algo de medicación, es de superior calidad para la salud del lactante (y de la madre) que cualquier leche artificial, aún sin medicación. De hecho, sólo algunos antipsicóticos y los antineoplásicos estarían completamente contraindicados en madres lactantes, según ha explicado a CF José María Paricio, pediatra y subdirector médico del Hospital Francesc de Borja, de Gandía (Valencia).

Paricio, ponente en la I Jornada de lactancia materna del Departamento de Salud de Gandía (Valencia), celebrada este lunes, ha remarcado que, en la práctica, "la mayoría de veces podemos encontrar un fármaco alternativo con el que no es preciso suspender la lactancia".

Respecto a la situación de mayor riesgo, el especialista ha señalado que "los radionúclidos que se emplean para hacer gammagrafías son isótopos radioactivos que precisan de una suspensión temporal de la lactancia". Por ello, la madre lactante debe ser informada del tiempo que puede trasmitir radioactividad, "para haber podido hacerse una reserva previa de leche congelada para esos días". En cambio para cualquier exploración de TAC o resonancia con contraste, "no tiene por qué suspender la lactancia ni un minuto".

FILTRO

En opinión de Paricio, el aspecto clave en este ámbito "es balancear bien los indudables y muy demostrados beneficios de la lactancia para bebé y madre, frente a los hipotéticos riesgos de la medicación que toma la madre y puede pasar a su leche". En este contexto, ha matizado, hay que tener en cuenta que el pecho materno "no es un concentrador de medicamentos, bien al contrario es un estupendo filtro y la mayoría de medicamentos acaba pasando en cantidades insignificantes o nulas a la leche".

El experto ha ejemplificado con la medicación de uso habitual en Pediatría, señalando que no hay que temer que pase por la leche: "si la madre toma ibuprofeno para el dolor, aunque pase algo, es el mismo medicamento que empleamos en bebés para el dolor o la fiebre. Y si darlo directo, al 100 por cien, no nos parece peligroso, ¿por qué ha de parecerlo el darlo al 1 por ciento de la dosis real?", ha concluido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada